gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
miércoles 18 octubre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

UNA NOTICIA DEL DÍA


REPORTAJES DE AVANZADA

Lunes, 10 de agosto de 1936

Páginas:

FRENTE POPULAR

Redacción, Oficinas y Talleres:
Garibay, 34.
Teléfonos 14.621 y 14.634

San Sebastián, lunes, 10 Agosto de 1936

ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 15


DOS NUEVOS EXITOS
Las fuezas leales se apoderan de Lugones y de la isla de Ibiza

La posesión de Lugones cierra por completo el cerco de Oviedo e imposibilita toda salida y auxilio a los rebeldes.- Además, pone en nuestro poder la importantísima fábrica de municiones allí establecida

TOMA DE LUGONES
Madrid.-Por el Ministerio de la Gobernación se ha facilitado copia del despacho dirigido por Ramón González Peña relacionado con las operaciones efectuadas en Asturias y León. Dice así:

Después de las satisfactorias noticias enviadas ayer en las que daba cuenta de que columna de milicias bajo mi mando se había apoderado de Villablinos en tierra de León tomando al enemigo, al que se causaron numerosas bajas, fusiles, material y una ametralladora, puedo comunicarle una importantísima noticia y es que en la madrugada de hoy los rebeldes que se habían hecho fuertes en Lugones se han rendido a las fuerzas leales.

La posesión de este punto es de una extraordinaria importancia por estar en él enclavada la fábrica de municiones, lo que nos permitirá aumentar rápidamente nuestras dotaciones en este aspecto, tanto más cuanto que material está perfectamente bien.

En el aspecto moral esta victoria es también importantísima porque la posesión de Lugones corta al enemigo toda posibilidad de recibir auxilio de Gijón o de retirarse sobre esta plaza. Por tanto la situación de los rebeldes del coronel Aranda no tiene posible resolución favorable. Es por el contrario catastrófica. Lugones era el punto más débil de nuestro cerco sobre Oviedo y con esta operación queda ese cerco cerrado en absoluto.

He ordenado al comandante militar que se traslade a Lugones y tome todas las medidas necesarias par fortificar esta posición.

He dispuesto asimismo que se haga un inventario detallado de las existencias que hay en la fábrica de municiones.

El enemigo rebelde ha sufrido bajas en número no menor de 150 y por nuestra parte se ha dado el caso de que no hemos tenido ni una sola baja.

La noticia de la rendición de Lugones al ser conocida en la cuenca minera ha producido un júbilo inmenso.

Todas las fuerzas leales están deseosas de que cuanto antes se realice el avance sobre Oviedo para reducir el foco rebelde y quedar en libertad para avanzar sobre León y otros frentes.


A PUNTO DE RENDIRSE OVIEDO
Infiesto.-Noticias intersantísimas sobre la situación de los rebeldes, más crítica cada momento que pasa.

Sin entrar en pequeños detalles –pequeños frente a la magnitud de la misión informativa- puede asegurarse que el traidor ex coronel Arnada se siente ya vencido. Vencido hasta la cobardía de pedir auxilio a los falsos dioses del honor –Cabanellas, Queipo, Franco...- Especialmente a este último ex general faccioso le pedía ayer, por “radio” captado, auxilio material y moral.

“Estamos perdidos –decía el traidor Aranda- si no mandáis aviones y fuerzas tendremos que rendirnos. Ellos –ellos somos nosotros, los españoles republicanos- aprietan de tal forma que no les podré resistir sino pocas horas más.”

En Oviedo hace ya dos o tres días que están sin luz. Nuestras fuerzas han destruído las líneas de conducción de los Altos de Somiedo y la de Lugo, que han privado a la capital de Asturias de todas las industrias que de flúido eléctrico se nutren.

Los mineros volaron los depósitos del Naranco, y, con ello, han privado también de agua a Oviedo.

En la zona leal, por el contrario, no se carece ni de agua, ni de luz.


NUEVAS NOTICIAS DE LA RENDICION DE LUGONES
Gijón.-Se conocen nuevos e interesantes detalles de la toma de Lugones por las fuerzas leales.

En esta población se habían hecho fuertes en el cuartel 180 números de la Guardia Civil que estaban además protegidos por el fuego de los cañones que los rebledes tienen emplazados en Oviedo.

Era por tanto este foco rebelde de Lugones la única pequeña faja de terreno en que aun no estaba cerrado el cerco sobre la capital y se consideró movimiento táctico imprescindible el dominarlo.

A tal efecto en la mañana de hoy se dispuso el ataque a esta fortaleza enemiga formándose una columna de doscientos mineros que emplearon en su ataque exclusivamente la dinamita, utilizando para ello un aparato de gran efectivida inventado por los obreros gijoneses y al que denomina gomero y consiste en una a modo de catapulta que lanza la dinamita a más de 150 metros de distancia y calculado de forma que al llegar a su destino la dinamita haga explosión.

Los doscientos dinamiteros avazaron protegidos por el fuego de fusilería de los mineros asturianos situados en las posiciones establecidas en los flancos de Lugones y con una valentía imponentee iniciaron el ataque que fué más intenso por la parte norte donde no podían llegar los fuegos de la artillería de Oviedo y por donde está completamente cerrado el cerco de las fuerzas leales.

La acción del ataque no tardó en hacerse sentir y los efectos de la dinamita comenzaron su labor destructora en el cuartel ante lo cual los guardias civiles que lo defendían emprendieron la retirada sobre Oviedo protegidos por el fuego de cañón que desde esta capital hacían los rebeldes pero sin poder evitar el cerrado fuego de fusilería que por ambas partes les hacían las milicias populares que rápidamente se apoderaron del cuartel y persiguiendo en su huída a los rebeldes cerraron completamente el cerco de Oviedo con lo cual como anteriormente decimos se ha desvanecido el último recurso que podía utilizar el coronel faccioso que ya no tiene más que dos caminos a elegir: o la rendición inmediata o perecer en la cárcel que el mismo se ha construído dentro de Oviedo.

La nota más curiosa de esta brillante operación es la de que habiendo sufriedo el enemigo enormes pérdidas, nuestras fuerzas no han tenido ni un solo herido.

El gran espíritu que dominaba en la población civil y entre las fuerzas leales ha experimentado una enorme exaltación por el enorme triunfo conseguido y por el cual la victoria nuestra es segura, inmediata e indestructible.


EL CORONEL ARANDA PIDE SOCORRO
Gijón.-De procedencia suiza se sabe que el coronel Aranda ha dirigido un radio a Franco diciéndole que su situación es ya tan angustiosa que no puede resistir un día más.

La contestación del traidor Franco ha sido la de que siga resistiendo ya que la plaza de Oviedo es para los sublevados la piedra angular de los planos militares que intentan desarrollar.


OTRO DIEZ DE AGOSTO
EL CEREBRO DURO DE SANJURJO NO HA SIDO CORONADO

El diez de Agosto está ya señalado en el calendario de la segunda república española con untrazo funesto.

Hace cuatro años, en estemismo día, Sanjurjo, el bravo soldadito propicio a todas las cuarteladas, hizo su primera salida contra el Gobierno republicano. Pero aquello no fué más que una escaramuza sin importancia. Una precipitación del ambicioso general antiespañol.

Esta vez el movimiento faccioso, en el cual figuraba también como generalísimo Sanjurjo, tenía más largo alcance. El capitalismo, lo más podrido de la extinguida aristocracia monarquizante, los militares intrigantes y traidores, los curas anticristianos, han puesto cuanto podían poner al servicio del fascio y de la monarquía.

A traición querían apoderarse de España y aplastar al país.

Y Sanjurjo esperaba verse coronado hoy emperador de un pueblo vencido y sojuzgado, en este otro diez de Agosto, rojo por la sangre noble que han derramado los traidores.

El castigo a la soberbia, a la irreflexión de Sanjurjo fué una muerte vulgar, como merecía quien no fué nunca más que una caricatura fidícula de héroe.

Su cerebro estrecho, seco, de militar sin cultura, forjado en la dureza sin piedad del cuartel, no ha podido lucir una corona que ambicionó siempre el militar funesto, dispuesto a toda traición.

Diez de Agosto, tétrico y sangriento este que saludamos hoy, con la angustia d una guerra civil, pero con la seguridad del triunfo definitivo del pueblo sobre todas las fuerzas negras de la reacción y del fascismo.


La trágica bufonada
LOS RESIDUOS DEL CARLISMO

Un corresponsal francés ha envíado desde Burgos algunas notas acerca del pintoresco ejército faccioso, donde los señoritos se visten de guardia civil y los carlistas pasean sus boinas y sus esclavinas como en los tiempos de Chapalangarra.

Los militares sublevados, con sus adictos, están dando al mundo una sensación cómicotrágicos. Después de un siglo resucitan los mismos pronunciamientos, los mismos curas trabucaires, los mismos fanáticos crueles, los mismos uniformes abigarrados que los legitimistas doblaron cuidadosamente el día del abrazo de Vergara, dispuesto a utilizarlos en la primera ocasión contra todo lo que significase libertad y progreso. Europa contemplará, entre curiosa y asombrada, este singular fascismo, formado con retazos de caudillaje militar, guerrilleros católicos, aristócratas desesperados y adolescentes criminaloides, carentes de ideas de sentido social y animados tan sólo del odio a la civilización y a la democracia. Esa mezcla no puede dar otro resultado que ese grotesco gobierno de Burgos, que se dedica a lanzar radios al extranjero, pretendiendo sembrar la confusión y el recelo con acuerdos y conminaciones de opereta. Opereta, si no se hciiesen a costa de la sangre y la ruina de España, los desfiles de los requetés, las estultas arengas de Queipo, las invocaciones a la España unificada, cuando los facciosos sólo atienden a desmembrarla.

El atavismo de las guerras civiles sigue influyendo en las derechas españolas y es el único motor de su contumacia. Incapaces de planear un movimiento de tipo moderno, aún piensan que puede darles resultado la táctica de las “partidas”, que el carlismo mantuvo años enteros, a falta de ejércitos regulares. Uno de los generales que dirigen actualmente la sublevación, disgustado con la dictadura de Primo de Rivera, pretendía derribarla por este procedimiento. Les decía en cierta ocasión a un grupo de republicanos: “Tengo un hermano que es más bruto que yo (se consideraba obligado a señalar su modestia); nos echamos al monte, y no hay quien pueda con nosotros.” De semejante mentalidad puede, pues, esperarse el mayor despropósito.

Parece que, al carecer de voluntarios, y debilitados los rebeldes por las deserciones de los soldados, se dedican a reclutar mercenarios por una soldada que ni siquiera han podido abonar hasta ahora. También en la decadencia del carlismo, cuando las levas no daban ningún resultado práctico, se contrataban guerrilleros para luchar con el ejército liberal. Las “partidas” acabaron por disolverse o transformarse en cuadrillas de malhechores que asaltaban las diligencias o saqueban los pueblos inermes.

Con ese enemigo tiene que combatir la República. No es extraño, por eso, que haya resucitado toda aquella barbarie de las contiendas del siglo XIX, fusilando a personas indefensas, incluso mujeres y niños, atacando las ambulancias y los hospitales de la Cruz Roja, disparando sobre los parlamentarios, quemando y desvalijando los pueblos por donde han pasado. La aleación del carlistaje y el fascismo da como resultado un sistema de brutalidad sin cuento, imagen exacta de la fisonomía cerril y perversa de la reacción española. La conciencia universal se sentirá espantada y oprimida ante los excesos de la sublevación, y si al principio la opinión exterior pudo encontrar divertidas las “españoladas” de Cabanellas, pronto apartará con horror los ojos de los horrendos excesos de los sublevados, que constituyen un ataque flagrante a la civilización.

Si a España pudiera juzgársela por el tono y los procedimientos del movimiento sedicioso, nuestro descrédito sería absoluto. Afortunadamente, el mundo entero sabe que esa España residuaria y tradicionalista, generadora de desastres, está a punto de ser vencida. Su rebelión de ahora es el último y desesperado esfuerzo para no perecer. La República fué desde el primer día la expresión de la verdadera España, aquella que fué formándose en el espíritu de las nuevas generaciones y logró cristalizar en nuevas formas políticas. Ahora, el ejército del pueblo se dispone a liquidar definitivamente a los insurrectos del carlismo. El que contemple a los obreros armados para defender el Frente Popular y vea a todos los campesinos en armas para cortar el paso a los faccioso tendrá que reconocer que se trata de un pueblo consciente y libre que llevará adelante la victoria, y al salvarse a sí mismo salvará a la democracia.



En un avance audaz llega a Ibiza la columna del capitán Bayo apoderándose de la capital y restableciendo la normalidad en la isla.-Una ruindad rebelde.-Preparando el desembarco y ataque a Mallorca

TOMA DE IBIZA
Madrid.-Las operaciones iniciadas el sábado en las islas Baleares y que dieron por resultado el desalojar a los rebeldes de la isla de Formentera, han tenido en el día de ayer domingo, un brillantísimo y satisfactorio epílogo.

El capitán aviador Bayo, jefe de la columna de desembarco que operan en las islas, ha enviado al presidente del Consejo de ministros y a los ministros de la Guerra y Marina el siguiente telegrama.

Participe que en el día de ayer han desembarcado las columnas de fuerzas leales en el cabo de la Mola avanzando y encontrando resistencia por parte de las fuerzas de la Guardia civil sublevadas a las que se batión produciéndoles bajas, después de lo cual nuestras fuerzas siguieron avanzando hacia el interior de la isla.

Hoy a las tres de la madrugada, hice un desembarco que dirigí personalmente al frente de 40 hombres sobre Santa Eulalia para avanzar y unirse con la columna que tenía por objetivo apoderarse de San Carlos y que había encontrado alguna resistencia por parte de los rebeldes.

Utilizando coches ligeros se avanzó con gran celeridad sobre la capital de Ibiza donde hemos entrado a las once y cuarto de la mañana y donde las fuerzas que estaban en la calle se han sumado a los leales y he tomado posesión de la capital en nombre del Gobierno.

Las fuerzas que avanzaban por S. Carlos y que se encontraban a pocos kilómetros harán su entrada en la capital de un momento a otro.

Los jefes de la rebelión y entre ellos el comandante Maestre, capitán Ledesma, aviador Soriano y 25 más han huído en dirección a los montes del interior de la isla por donde son perseguidos y tan pronto como caigan en nuestro poder serán sometidos a juicio sumarísimo porque han hecho fuego contra un parlamentario nuestro que llevaba bandera blanca.

Con la toma de Formentera e Ibiza ha quedado restablecida por completo la normalidad en estas islas y he dispuesto para que sea completa que se reintegren a sus cargos los concejales que fueron elegidos el 14 de abril y que sean detenidos los que les han sustituído durante la rebelión usurpando sus funciones.

Nuestras columnas plenas de espíritu avanzarán rápidamente para marchar sobre el foco rebelde de Mallorca, feudo del traidor March, para reducirlo y dominar a los facciosos que aún siguen fuertes en la isla.

En todos los pueblos de la isla ha producido enorme satisfacción la entrada de las fuerzas que defienden la legalidad en la República.

En esta operación se han producido a los rebeldes importantes bajas siendo las nuestras de escasa importancia.


Disputas rebeldes
Un coronel y un comandante se tirotean

Hasta nosotros llegan noticias, según las cuales, a los postres de una copiosa comida, surgió una fuerte disputa entre el jefe militar y el segundo jefe de los rebeldes de Vera de Bidasoa, coronel Gil de Arévalo y comandante Joaquín Serra.

Se cruzaron entre ambos bastantes disparos. Los dos se hallan moribundos.



Orden importante
La validez de los billetes kilométricos

Madrid.-Por el Ministerio de Obras Públcias se ha publicado la siguiente e interesante orden:

Este Ministerio, atendiendo las peticiones formuladas por diversas entidades de carácter mercantil, entre las que figuran la Cámara Oficial de Madrid y el Colegio Oficial de Agentes Comerciales, coincidiendo en parte con la petición hecha por la Compañía de Ferrocarriles de M. Z. A., se ha servido prorrogar hasta el día 20 de Septiembre próximo la validez de todos los plazos de los billetes kilométricos a que se refiere la tarifa especial combinada de gran velocidad número 109 que hayan vencido o venzan desde el 15 de Julio último al 31 del actual, ambos inclusive.


PARA LOS TAUROFILOS

Lo ha dicho por la radio el ex general Queipo de Llano. No es una invención.

El diestro “Algabeño” lucha al lado de los fascistas y los requetés de Sevilla con las armas en la mano.

Tomen buena nota de ello los aficionados donostiarras.


ELLOS Y NOSOTROS
Lo que hizo el comandante militar de Vera de Bidasoa

No hay procedimiento a que no recurran los facciosos para desmoralizar a la población civil para vejarla o para aterrorizarla creyendo que ello puede influir en el espíritu de los combatientes. Claro es que les sale el tiro por la culata porque lejos de desanimarse, los combatientes cobran nuevo ardor e ímpetu con tales desafueros.

..El que se titula comandante militar de la plaza de Vera de Bidasoa, al sublevarse en aquella plaza dictó el siguiente bando:

..”El comandante de Navarra ha acordado fijar un plazo de veinticuatro horas para que todas las personas que a raíz del movimiento nacional huyeron al extranjero se reintegren a sus respectivos domicilios de esta Nacion, bien entendido que una vez transcurrido el mismo se obligará a las familias de aquellos que no hayan acatado tal orden a salir del territorio nacional.


Lo que se hace público para general conocimiento del vecindario de esta plaza, debiendo advertir que el plazo señalado terminará el día de mañana a las catorce horas. Vera, 31 de julio de 1936.”

No quedaron en letra muerta las amenazas del titulado comandante de la plaza que algún día purgará sus culpas. Al día siguiente, es decir, el primero de agosto, comenzó el éxodo de los inocentes familiares de quienes habían tenido que huír de Vera. Ancianos, mujeres y niños, sin reparar siquiera en su estado de salud, eran expulsados de la plaza y llevados a la frontera, como si ellos fueran culpables de que unos familiares huyeran bajo la amenaza de una muerte cierta; o como si se pudiera considerar culpa el hecho de poner los medios para no sucumbir bajo la vesania enemiga.

..¿Qué pretendía “el comandante militar” de Vera de Bidasoa? ¿Qué los expatriados regresasen? ¿Para qué? ¿Para verse expuestos a la barbarie de los facciosos? Para ofrecerse como víctimas propiciatorias al fuego de sus fusiles asesinos ¿Para restar número a las columnas leales que luchan por una causa santa?

Parece como que los nuevos bárbaros pretenden provocar en nosotros el desquite y la venganza. Porque hasta la capacidad de benevolencia se agota y puede llegar un instante en que los propósitos generosos se quiebren y la revancha adquiri-

2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net