gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
miércoles 18 octubre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

UNA NOTICIA DEL DÍA


LOS MILICIANOS

Sábado, 15 de agosto de 1936

Páginas:

FRENTE POPULAR

Redacción, Oficinas y Talleres: Garibay, 34.
Teléfonos: 14.621 y 14.634
San Sebastián, sábado, 15 de Agosto de 1936

ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 20


FECHAS SEÑALADAS
EL DIA GRANDE
La fecha de hoy ha sido siempre la más señalada de Donostia.El día grande, lo hemos llamado siempre. El Día Grande de la semana grande. La Virgen de agosto. Solemnidad religiosa en su origen que acabó por tomar, a la sombra de nuestro veraneo, empaque y magnificencia de fiesta pagana.

Siempre fué el Día Grande de San Sebastián jornada de vida riente y alegre, de optimismo y de expansión; la estampa barbara y bella de las corridas de toros o el esplendor del mujerío engalanado con sus mejores galas.

Pero ahora, por culpa del crimen faccioso, el Día Grande es jornada bélica, de combate, de sangre y de muerte. La juventud liberal de Guipúzcoa, en vez de divertirse en nuestra plaza, en nuestros paseos o en nuestros espectáculos, en vez de gozar la naturaleza en la maravilla de égloga de nuestras campiñas, se alinea sobre los frentes de combate y ajusta su retina en los puntos de mira de los fusiles con una consigna concreta y una decisión inquebrantable: vencer.

Otro día grande que nos han frustrado con su insanía homicida, los carlistas y falangistas levantados contra la ciudadanía española. Pero todo acaba en la vida, hasta la vida misma. La guerra civil ue estamos ventilando, terminará también.

Un dia, acaso próximo, las fuerzas leales entonará a pleno pulmón el himno del triunfo. Y desde entonces, el día grande, nuestro día grande será para siempre, el día de la victoria.


Las actividades políticas y financieras de Lerroux causarán sensación

Madrid. – Días pasados se hizo pública la detención en la Sierra del señor Sánchez Fuster, secretario de Lerroux, que no pudo justificar su presencia en aquel lugar.

Parece que el señor Sánchez Fuster prometió hacer un relato minucioso y completísimo de las actividades políticas y financieras de don Alejandro Lerroux en los últimos años, que, según se ha dicho, escribió de su puño y letra ese relato, que, al parecer, contiene pormenores sensacionales que proyectarán viva luz sobre no pocos sucesos contemporáneos, sin excluir lo de este movimiento fascista.


CONTRAEN MATRIMONIO UNA ENFERMERA Y UN MILICIANO Y MARCHAN AL FRENTE A PASAR LA LUNA DE MIEL

Valencia. – En el Juzgado número 5, contrajeron matrimonio esta mañana el miliciano del partido de Izquierda Republicana Ramos Parera y la enfermera Pepita Viguer, que han salido esta tarde con las columnas que se dirigen al frente de Teruel.


LA EJECUCION DE LAS OBRAS DE RENTERIA

Se ha publicado en la “Gaceta” un Decreto autorizando al ministro de Obras Públicas para ejecución, mediante subasta, de las obras de defensa de Rentería, cuyo presupuesto asciende a 3.219.102,72 pesetas, de las que corresponde abonar al Estado el 75 por 100, o sean 2.414.337,04 pesetas. El resto será abonado por esta Diputación en un plazo de cinco años.


EN LOS FRENTES DE COMBATE
Otra hazaña guerrera de los leales que operan en la zona de irún

Cómo fué tomada la posición de Arrisusta.-Los artilleros republicanos afinan la puntería.

UNA ACCION ARROJADA
Cuando decimos que el ardimiento y el arrojo de las fuerzas leales va en aumento a medida que pasan los días de lucha, no exagermos. Lo ocurrido durante la madrugada anterior en la zona irunesa del frente Norte, confirma nuestro aserto.

Los mandos habían expuesto la conveniencia de tomar una posición próxima a Erlaiz, para reforzar y consolidar la situación de nuestras fuerzas y establecer un puesto estratégico desde el cual se pudieran batir ciertos movimientos enemigos.

Sin pedirlo nadie, es decir, de manera espontanea, como está ocurriendo continuamente en las fuerzas leales,un grupo de esforzados muchachos se presentó al jefe de las fuerzas:
-Nosotros nos encargamos de tomar esa posición y de tomar todas las que hagan falta. Que se nos den elementos e instrucciones, y será cuestión de poco.

El mando les advirtió que era una empresa arriesgada y que convenía apurar el denuedo y el heroismo de las fuerzas.
-¿Qué es lo que importa? –dijeron- ¿Conquistar para nosotros esa posición? Pues aquí estamos. Díganos usted lo que le parece conveniente y lo demás corre de nuestra cuenta.

En efecto. Reunido el grupo de bravos luchadores del ideal, se les comunicaron instrucciones, se les facilitaron elementos y con las primeras tintas de la aura salieron a cumplir su cometido.

Poco después, desde nuestras posiciones de retaguardia se oían detonaciones y estampicos. La acción guerrera había comenzado. Algunos minutos más tarde, uno de los que habían ido a correr la aventura regresó al campamento general y anunció:
-La posicion e snuestra. Se ha hecho la cosa con prudencia y con cautela. No h-mos expuesto más que lo preciso. Todos los hombres que salimos de aquí estamos sanos y salvos. Ahora estamos ya trabajando para preparar aquello. ¿Hay que hace algo más?
-Por ahora, nada más que una cosa. Estar allí y defenderla, hasta que se os releve.
-¿Relevarnos? ¡Quiá! Hemos hecho compromiso de honor permanecer allí hasta que se nos diga ¡adelante! No retrocederemos ni un paso. Avanzar, lo que usted quiera. Con que... ¡a la orden!

Y satisfecho de haber comunicado noticia tan agradable volvió a la posición conquistada.

De allí ya no hay quien eche a los bravos luchadores. No hay quien les eche hasta que llegue el momento de decir:
-¡Adelante!

Entonces, sí; entonces serán los primeros en emprender la marcha. Porque adelnae quiere decir contra el enemigo.


FRENTE NORTE
Aparte de ésta que queda referida, ninguna incidencia destacable durante la jornada de ayer en la zon más alta del frente Norte. Hubo, de vez en vez, nutrido tiroteo. Los elementos rebeldes quisieron hostilizar a tiro de fusil nuestras posiciones, pero las fuerzas adictas y milicias populares replicaron con la energía acostumbrada.

No hubimos de lamentar ninguna baja, sin que pudiera apreciarse si el fuego de nuestra fusilería las había originado en el campo contrario.

Otra vez las baterías de Guadalupe tronaron para dejar caer la metralla de sus obuses sobre los núcleos enemigos. Y con tan formidable tino y eficacia, que los rebeldes fueron mantenidos a raya y muchas veces obligados a replegarse.

El fuego de las baterías de Guadalupe ha de ocnstituir para los fasciosos una verdadera obsesión, que les atosiga, que les desmoraliza y que les quita arrestos para cualquier ofensiva. ¡Son mucho artillero nuestros bravos artilleros del fuerte de Guadalupe!

En la zona de Oyarzun y Ventas de Astigarraga, las baterías de San Marcos y de Choritoquieta bombardearon también al enemigo, cada día con mayor puntería y eficacia. Las últimas noticias confirman impresiones anteriores sobre la desmoralización del enemigo.

Parece ser también que en estos últimos días ha sufrido bajas en número considerable y que el cuartel general establecido en Lesaca procura desplazar a los muertos y heridos hacia otras posiciones, para no impresionar mas a sus gentes.

También sabemos que entre los combatientes rebeldes se procura por todos los medios ocultar el número de bajas que se sufren en cada jornada, con objeto de que no cunda todavía más la desmoralización que ya existe entre falangistas y requetés.

Quedamos pues en que lo mas importante de la jornada de ayer lo registra el hecho guerrero de la toma del alto de Arrisusta, en Irún, por las fuerzas leales, que una vez más han demostrado su bravura.


EN EL FRENTE SUR
También fue ayer día de descanso en el frente sur. Queremos decir de descanso por lo que respecta a la acción guerrera propiamente dicha, es decir,, a la lucha activa.

Salvo en los puestos de avanzadilla, los fusiles permanecieron silenciosa y los cañones también.

Trabajaron en cambio, y con denuedo, los elementos colaboradores, los zapadores minadores y los ciudadanos que se adhieren a las fuerzas de combate para realizar los servicios complementarios de atrincheramiento, defensa, etc.

Por virtud de estos últimos e intensos trabajos, las fuerzas leales han ganado unas posiciones espléndidas, cuya importancia estratégica podrá apreciar bien pronto el adversario.


TACTICA ENEMIGA
Los carlistas siguen en la guerra como en todo, una línea de actuación en que se rinde culto a la tradición. Para ellos no pasan los años ni cambian los métodos.

Toda su táctica guerrera consiste, según parece, en aplicar al día de hoy los métodos que antaño les proporcionaron tantos fracasos. Esa es la diferencia que existe entre ellos y nosotros.

Puede decirse que los mandos leales conocen todas las posibilidades ofensivas del adversario y la táctica a que se ajustan en la lucha. Por esta causa, los carlistas no podrán producir ninguna sorpresa. Se les espera.


EN EL RESTO DE LA PROVINCIA
En el resto de la provincia, aunque la tranquilidad es completa, el pueblo sigue en pie de guerra.

Se han hecho todos los preparativos y se han tomado todas las previsiones.

Hay en el pueblo un espíritu formidable y un ardor combativo que desemboca.


Ya se conoce el verdadero “factótum” de March

Todo el mundo sabe quién es y qué representa el hombre que, con Franco, Fanjul y Mola, preparó desde el Ministerio de la Guerra, en el bienio negro, todo lo que ahora está ensangrentando España. Y al verlo tan unido con el banquero de los facciosos, la gente se pregunta: ¿Quién ha sido el nexo de unión entre la Compañía de Jesús y el siniestro personaje de Mallorca?

“La Lumiere”, el gran semanario parisino, ha revelado al descubrir el cuartel general que tienen los fascistas, a la sombra de Juan March, al Gran Hotel del Boulevard de los Capuchinos.

No es solamente March quien hace mover toda la ofensiva contra la República.

“Se trata de un viejo decrépito –escribe “La Lumiere”-. Por eso lo es físicamente imposible encargarse de todas las gestiones que exige su empresa. Pero tiene a su lado un personaje, en calidad de eminencia gris. Consejero y lugarteniente que recibía la correspondencia y los visitantes. Que responde por el amo y sostiene conferencias telefónicas en su nombre con toda Europa, Palma de Mallorca, Barcelona, Londres, Berlín. Es monseñor Palmer, el obispo de la misión Católica a Francia. Y no solamente es un secretario sino el “factótum”. Es el hombre de los jeusítas, y muy fácil que dirija en nombre de ellos la sedicción española”.

Ya es conocido, pues, el agente de enlace entre la Compañía de Jesús y Juan March, ya que el ex ministro de la Guerra cedista no es sino que un humilde servidro de los elementos extinguidos en España por el artículo 26 de la Constitución. No es que ahora, casualmente, March y Gil Robles coincidan. Gil Robles, después de traer a abo la misión que le asignaron sus jefes, hace lo que le ordena la Compañía. Y como que ésta se encuentra en estrecha relación con March por mediación de monseñor Palmer, he aquí por qué Gil Robles va detrás de March a Lisboa en el fracasado asunto de los cuatro trimotores que quieren comprar allá, cuando les es imposible ultimar el asunto de Burdeos.

Ahora, conocida la intervención directa del prelado Palmer en el gran negocio sangriento que desarrolla March, ya se explican muchas otras cosas: que por todas partes los obispos estén al lado de los rebeldes, que actúe en el Guadarrma una columna sediciosa de curas y seminaristas navarros, que se ericen las iglesias de ametralladoras y cañones antiaéreos bajo el pabellón negro con ribetes rojos del fascio indígena.


SIGUEN LAS DESERCIONS
Otros dos soldados de artillería se fugan del campo rebelde

Sin conocer los caminos, su instinto les guió hasta nuestras filas.-Interesantes informes del campo enemigo

Otros dos evadidos del campo rebelde. Para los hombres libres el aire de la sublevación es pernicioso e insalubre. En cuanto ven un hueco o advierten una coyuntura lo aprovechan. Eso han hecho Valeriano Rodríguez Fernández y Fermín González González, dos bravos asturianos que pertenecían al batallón de artillería de montaña número 20, de guarnición en Vitoria.

La guarnición de Vitoria había enviado para apoyar la incursión carlista de los navarros a Guipúzcoa, dos baterías completas, que pasaron por Pamplona y llegaron a Vera el día 24 del pasado. El teniente coronel Ortiz de Zárate había dicho a los muchachos:
-Yo es entraré en San Sebastián. Es cuestión de pocas horas.

A los artilleros, cuya mitad está compuesta de muchachos asturianos, no les acabó de convencer la afirmación del faccioso. A los “requetés”, sin embargo, les convenció del todo. Desde que salieron de Pamplona habían creído que la marcha sobre San Sebastián consistiría en un leve paseo militar.

Así, unos sin creer lo que se les decía y otros creyéndolo demasiado, llegaron a los puestos de avanzada. En Endarlatza esperaban los bravos carabineros, una sección seleccionada por el teniente Ortega, que estaba dispuesta a dejar la vida antes de permitirles pasar.

La artillería se convenció de que allí nada tenía que hacer. La infantería tardó algo más, pero acabó por convencerse también. Entonces, las dos baterías de Vitoria, encuadradas por unos centenares de requetés y de falangistas que se habían unido en torpe e incomprensible maridaje, fueron hacia el sur y formaron la columna que entró por Leaburu, para unirse en Tolosa a la que entró en nuestra tierra por el otro conducto.

La inmensa mayoría de los soldados que formaban parate de la columna están deseosos de pasarse a nuestro bando. Pero hace falta verdadero heroísmo para jugar la empresa. Está uno expuesto o a que le fusilen por detrás los rebeldes o a que nuestras avanzadillas les detengan a balazos.

Sin embargo, Valeriano y Fermín se decidieron. Morir por morir, preferían encontrar la muerte aproximándose al ideal, es decir, al ejército de la República.

Anteanoche, a las ocho, después del rancho, salieron de Tolosa. Atravesaron la guardia. Les preguntaron:
-¿A dónde vais?
-A dar un paseo, chico. A respirar el aire del monte.

Como iban con sus mosquetones y sus cartucheras, la cosa parecía lo más natural del mundo. Se echaron monte ariba. Aquí surgió el problema. ¿Cuál sería el camino? Ellos lo desconocían, pero les guio bien su institno. A las diez de la noche, ya colados entre ambas zonas enemigas y fuera probablemente de todo peligro, se acostaron. A las siete de la mañana echaron a andar de nuevo. Pensaron que el peligro próximo era el de las avanzadas de las fuerzas leales, que acaso los tomasen por espías. Pero el que no se arriesga no pasa la mar.
-¡Alto! –les dijeron de pronto, mientras que varios fusiles les apuntaban al pecho.
-¡No tiréis! Somos fugados del campo rebelde que venimos a unirnos con vosotros.
-Dejad los fusiles y arriba las manos.

Obedecieron la orden. Poco después eran estrechados jubilosamente por los brazos de los leaels.

Los dos evadidos han comunicado interesantísimos informes del campo rebelde. Entre la fuerza regular, el descontento es tan grande que aprovecharán la menor ocasión para fugarse. Hay poco soldado. La mayor parte son “requetés” y falangista, que están bastante desmoralizados porque se les han hecho abundantes bajas, incluso de algunos jefes. Habían creído que entrarían en San Sebastián casi sin obstáculos y se han encontrado con una barrera infranqueabrle.

Dos hombres más al servicio de la República. Y otros muchos que, seguramente, se pasarán en breve a nuestras filas.


Sangre de hiena
HERMANOS ¡NO!

Los aviones facciosos dejaron caer, mezcladas entre su carga mortífera de plomo y de metralla, unas cuartillas en las que dicen que son nuestros hermanos. Brutal paradoja que añade al crimen un escarnio gratuito.

Gentes que matan por el gusto salvaje de matar. Gentes que destruyen porque encuentran en destruir un placer sádio. Gentes que no acuden a la lucha varonil frente a frente, pecho a pecho, sino que recurren al criminal bombardeo de una población civil y abierta, para saciar sus bárbaros apetitos de caribe en víctimas inocentes. Gentes que pisotean los sagrados emblemas de lacivilización. Gentes que victiman la cruz roja y dejan impactos sobre los hospitales de sangre. Gentes que fusilan a mansalva, tras el blanco símbolo del parlamento. ¿Esos pueden ser nuestros hermanos?

¡No, no!... Esas gentes no pertenecen al género civilizado. Tienen sangre de hiena, instintos de fiera, cerebro primitivo de vándalo del Norte.


¡No, no!.... ¡Esos qué van a ser nuestros hermanos! Nosotros somos gente honesta y civilizada, con un corazón en el que palpitan sentimientos de humanidad. Por una traición sin precedentes, nos vimos lanzados a una guerra que repugna a nuestros sentimientos. Pero aun dentro de la guerra conservamos el máximo respeto a las normas civilizadoras. ¡Ay de los rebeldes, de sus correligionarios, de sus familias, de sus amigos, si un día se nos contagian sus instintos de fiera!......

¡No! Esos no pueden ser nunca nuestros hermanos. Sería preferible la muerte a aceptar vinculaciones sentimentales con semejantes monstruos. Nosotros somos gente honesta y civilizada. Hijos de gente honesta y civilizada. Y esos, ¿qué son?

Sangre de hiena. Instintos de bárbaro del Norte. Monstruos sueltos a quienes hay que exterminar por un primario sentido de defensa de la civilización.


MOROS Y REBELDES
¿Lucha Franco con los marroquíes?

Londres.- Según el “Daily-Herald” el general rebelde español Franco se encuentra amenazado de una posible sublevación en su ejército. Entre los rebeldes aumentan las disputas y las intrigas, y a diario crecen las dificultades del general con sus fuerzas marroquíes.

Según esta información, Franco ha reconocido ante un marino mercante inglés que sus fuerzas marroquíes no se baten por la idea fascista sino que lo hacen por la paga y por la satisfacción que para todo marroquí representa el poder matar a un cristiano, en el caso presente españoles, sean del bando que sean.

* * *

París.- “Le Journal” publicaba ayer una información según la cual el general rebelde Franco no está de acuerdo con los jefes marroquíes y hace veinticuatro horas que se han roto las hostilidades que ponen en serio peligro a los territorios que en Africa poseen naciones europeas y muy especialmente Francia.


FRACASOS
La misa de camapaña

Los requetés y alangistas que pretendían enterrar bajo sus plantas los más caros sentimientos de la ciudadanía guipuzcoana habían prometido solemnemente que el día 15 de agosto oirían misa de campaña sobre la explanada del Gran Casino. En todos sus actos hay siempre un bajo instinto de revancha o de desquite. Pensaron incluso que puesto que la gesta heroica que concluyó con la toma del Casino constituía la operación decisiva de nuestro triunfo en la ciudad, la contrapartida compensadora sería solemnizar su triunfo con una función religiosa precisamente frente al edificio que representa el más claro heroísmo de los leales y la más fuerte derrota de los facciosos... .... .... ... ... ... ... .. ... .

Este afán de mezclar la religión y la guerra e invocar a Dios para asesinar al projimo no es cosa que peuda extrañar a nadie tratandose de carlistas. Anteager nos llamaban hermanos y dirigían sus impactos, desde elaire, sobre los hospitales de sangre. A fin de cuentas, no hay quien ignore que precisamente el fanatismo carlista es lo que mas se opone a los altos designios de una doctrina que predica el amor y la fraternidad humana.

Pero nosotros la barruntábamos el nuevo fracaso. Cuando menos, el día 15 de agosto de 1936 los carlistas no oirán misa de campaña sobre la explanada del Gran Casino. Fracasos bélicos y fracasos proféticos. Todo se ha de convertir en fracaso sobre el campo rebelde.

No se inquieten las gentes ingenuas por estos vaticinios que no se cumplen. Los carlistas no oirán misa de campaña el día 15. Ni el 15. Ni en todo lo que va de año. La explanada del Casino la hemos destinado para otra cosa.


El Ayuntamiento de Tolosa se constituye en San Sebastián

El Ayuntamiento de Tolosa queda consituído en San Sebastián, lo mismo que se hizo en la anterior guerra civil.

A este efecto se han presentado al señor gobernador civil el alcalde de Tolosa, don Antonio Labayen, y el secretario del mismo Ayuntamiento, don Ramón Bandrés.

Los demás concejales se presentarán a su vez, en cuanto tengan conocimiento de la presente noticia.


TOLOSA, RADIO FASCISTA
Como protegen la cultura los facciosos

Parí.- El enviado especial de “París-Soir” en España comunica a su diario, al reerirse a la entrada de los rebeldes en Tolosa, que éstos hicieron una inmensa hoguera en la plaza principal de la villa con todos los libros que encontraron en las escuelas públicas primarias.

* * *

Es este un procedimiento ya conocido y empleado por los reaccionarios. Les molesta que el pueblo se instruya, que sepa de sus derechos en forma distinta al conocimiento de sus deberes que se les inculca a medida de los opresores. Quieren en suma que sean esclavos y no hombres libres.

Así quieren triunfar. Poniendo vendas en los ojos y utilizando el látigo en lugar del libro. Lo ocurrido en Tolosa, no nos coge de sorpresa, es un ejemplo que los reaccionarios siguen poniendo en práctica.



2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net