2017ko urriak 18, asteazkena
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

EGUNAREN ALBISTEA


UN LLAMAMIENTO

Igandea, 1936ko abuztuaren 23a

Páginas:

FRENTE POPULAR
ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 28

Redacción, Oficinas y Talleres: Garibay, 34
Teléfonos: 14.621 y 14.634
San Sebastián, domingo, 23 Agosto 1936


¿Se han producido sublevaciones en Burgos y Salamanca?

FRENTES DE COMBATE
En la zona occidental las fuerzas leales llegan casi a las puertas de Tolosa

En una operación sobre los altos de Belcoain, las milicias ciudadanas obligan a huir al enemigo, le cogen algún pertrecho de guerra y se hacen dueñas del terreno.-Avances en la zona de Urnieta.-Movimientos estratégicos

FRENTE DEL NORTE
Pocas novedades en la zona de Irún. Fue la de ayer una jornada de tranquilidad en la que, como merecido descanso, hubo necesidad de frenar el ardor combativo de nuestras fuerzas, deseosas de atacar.

Sin embargo, se realizaron aglunas escaramuzas, para tantear la combatividad del enemigo, y no tuvimos que lamentar bajas, salvo un herido leve a consecuencia de una rozadura.

Como en casi todas las operaciones, se pudo comprobar que el enemigo tuvo algunas bajas.

Las posiciones, al cabo de la jornada, se mantuvieron sin alteración alguna, pues ya está dicho que no se realizó ningún ataque a fondo.

La nota destacada fué el bombardeo del buque pirata sobre el fuerte de Guadalupe, posición inexpugnable en donde las granadas no causaron ningún efecto.

El buque pirata procura no ponerse al alcance de nuestros cañones, porque le hacen pasar malas digestiones.

Tampoco ocurrió novedad en los frentes de Ventas de Astigarraga y de Rentería, donde se produjeron algunos tiroteos sin consecuencia y nuestra gente mantiene su admirable espíritu de combate.


FRENTES DE URNIETA Y HERNANI
Durante la última noche se produjo un intenso ataque carlista por el frente de Urnieta. Un destacamento de requetés presionó por el centro, mientras que por los flancos apoyaba su fusilería.

No cogió el ataque desprevenida a nuestra gente. Por el contrario, vigías y avanzadillas se percataron bien pronto de los propósitos enemigos y permitiéndoles algunos movimientos, replicaron después la ofensiva enérgicamente, descargando sus fusiles con método, disciplina y puntería.

El ataque murió en flor, y se tiene la impresiónd e que se causaron al enemigo algunas bajas. Luego, hasta la madrugada, continuó el tiroteo, aunque menos intenso.

Luego, durante la jornada, el enemigo intentó una operación, corriéndose hacia el sector de Hernani, pero también se frustraron sus propósitos, rechazándosele.

Pero simultáneamente las fuerzas del centro de Urnieta realizaron algunos movimientos estratégicos, apoyados por la fusilería, apoderándose de algunas posiciones, lo que constituye un avance de varios centenares de metros.


FRENTE SUR
En la zona de Andoain, apoyadas las milicias ciudadanas en unas posiciones espléndidas, la moral de las gentes es cada día mejor y el optimismo cunde, dispuesto a mayores empresas.

Después de haber sostenido durante la mañana un intenso tiroteo del enemigo, nuestra muchachada se lanzó a otro movimiento táctico, sentando sus plantas en Bazcardo, apoyándose en los camiones blindados.

Como otras operaciones de estos días, este movimiento tenía por objeto pulsar la combatividad del adversario y realizar un reconocimiento minucioso del terreno.

Verificada la operación sin baja alguna de nuestra parte, las fuerzas volvieron a las posiciones, en espera de que los mandos dispongan lo que se ha de hacer.


FRENTE OCCIDENTAL
La gente mendigoitzale sigue funcionando a las mil maravillas en la zona de Azpeitia.

Los milicianos siguen limpiando de carlistas toda aquella zona. Sus rapidísimos movimientos sorprenden y desconciertan al enemigo, que se ve obligado a una retirada continua.

Después de haberse posesionado de la zona del Goyaz y de los altos de Vidania, las patrullas de la ciudadanía penetran en caseríos y desalojan terrenos en los que había penetrado.

Todo aquel sector vuelve a ser tierra guipuzcoana, ocupada por naturales del país y dominado de nuevo por los auténticos representantes del pueblo.

Nuestras milicias realizaron ayer otro avance importantísimo, y en un avance sin obstáculos, pues los carlistas huían a su paso, llegaron hasta el mismo Albistur, es decir a las mismas puertas de Tolosa.

En esta posición, los combatientes ciudadanos no fueron hostilizados, y fué por tanto un avance de paseo militar.

Hubo un cambio de escaramuzas y combates en los altos de Belcoain, combinados con las otras fuerzas del frente de Andoain que se habían desgajado estratégicamente de las posiciones de nuestras posiciones.

Cogido entre dos fuegos, el enemigo sufrió bastantes bajas y se vió obligado a un repliegue precipitado, casi en desbandada, abandonando sobre el campo algunos fusiles, bastante munición y dos banderas monárquicas.

El balance de la jornada para las fuerzas que operan en el sector occidental ha sido, como se ve, completamente satisfactorio.


EN LA FRONTERA
UN DIALOGO ENTRE CAMARADAS DEL FRENTE POPULAR

En la frontera hemos oído un diálogo entre dos camaradas del Frente Popular. Uno es frances y el otro español. Tienen, por consiguiente, las mismas aspiraciones comunes. La victoria o la derrota del uno será el fracaso o el triunfo del otro.

El diálogo tiene la inquietud del momento preñado de dificultades y rodeado de sorpresas.

-¿Qué hay de nuevo, camarada?, dice el proletario francés.
-¿De bueno?, responde el camarada español.
-Lo que esperamos todos. Estamos llenos de inquietudes aquí, y nos consideraríamos dichosos con vuestro triunfo.
-Lo sabemos, por cuanto se refiere al proletariado francés.
-Aquí todo el mundo se interesa por vuestro triunfo. Unos por egoísmo personal, otros por ideales comunes; pero todos en realidad porque los sucesos de España tendrán muchas repercusiones para Francia. Si os vencen no tardaremos nosotros en sufrir las consecuencias. Pero dudamos mucho que tal courra. Por el contrario, contamos con vuestro triunfo.
-Puedes estar seguro.
-Sin embargo, ahí en San Sebastián parece que estáis en peligro.
-No lo creas; ese peligro ha pasado.
-El mismo camino tendremos que seguir nosotros para combatir a nuestros fascistas.
-Aquí, en España, debíais haber comenzado la lucha.
-Ya sabes que sobran voluntarios franceses, pero no han podido partir. Sin embargo, esperamos poder enviaros lo que necesitáis para derrotar al fascismo. La C. G. T. está dispuesta a todo y espero que se hará cuanto sea preciso. Por mi parte, yo soy voluntario, pertenezco al Partido Socialista francés y sólo espero la hora de partir. El deber de todos los trabajadores franceses es el de luchar a vuestro lado contra el fascismo.

Y el diálogo termina con estas exclamaciones de entusiasmo.
-¡Viva la República española del proletariado! ¡Todos unidos! ¡Abajo el fascismo!


ALEVOSIA PIRATA
Nuevamente fué ayer bombardeada San Sebastián

Cayó bastante metralla sobre la ciudad, pero no se produjo ninguna víctima.-El barco rebelde se vió obligado a retirarse

Con reiterada insistencia, con alevosía criminal, los barcos piratas han creído su deber considerar como enemigo en guerra a una ciudad abierta, a una población civil a la que se hace sufrir el rigor de la crueldad enemiga. Debe merecer gran importancia para los rebeldes San Sebastián y no les debe ir tan bien por esta zona, pese a las bravatas, augurios y amenazas de los generaloides fascistas de Burgos y Pamplona, cuando toda “la escuadra enemiga” la concentran frente a nuestra bahía.

No se sabe qué barcos o qué barco en concreto, bombardeó ayer San Sebastián. Se aseguraba por algunos que era el “España”. Decían otros que era el “Cervera” este barco que tiene en su haber las mayores atrocidades. Afirmaba la mayoría que el “Cervera” había logrado reparar ligeramente las averías que se le causaron nuevamente y aun con dificultad había insistido en su propósito pirata de causar nuevas víctimas.

Hizo el barco su aparición frente a San Sebastián para las diez de la mañana y disparó, a lo sumo, cuatro cañonazos. Uno de los obuses cayó en el jardín de la casa del vigía del Castillo. Otro en la dársena del puerto y otro por Mompás. Ninguno de estos proyectiles causó daños mayores y solamente se advirtieron algunos desperfectos ligeros por efecto de los trozos de metralla que se esparcieron al explotar. Desde luego no lograron su objetivo. Nuestras baterías, con sus fuegos certeros, hicieron retirarse al buque.

Por la tarde repitió la “hazaña”. Parece que no había quedado satisfecho por la mañana. Sus disparos fueron más numerosos, posiblemente una veintena. No se sabe si los dirigió contra las baterías de Urgull, Mompás y San Marcos, pero lo cierto es que su puntería, desviada, no cumplió tampoco sus objetivos y hubo en la población la suerte de que la metralla esparcida por la ciudad no causara tampoco víctimas.

Se sabe que dos o tres obuses cayeron en la bahía de la Concha, levantando una gran columna de agua; otro cayó en la plazoleta situada frente a La Perla, quedando enterrado en el paseo sin explotar. Otros bordearon los distintos fuertes más próximos a San Sebastián, incrustándose en tierra los proyectiles. Otros pasaron sobre la ciudad, con su característico silbido, para ir a parar a los campos de Loyola o más lejanos aún.

Lo interesante es que no se produjeron víctimas y que el vecindario, acostumbrado ya a estos bombardeos no interrumpe sus colas para el abastecimiento, o con un poco de audacia se estaciona en el paseo Nuevo para presenciar el bombardeo como ocurrió ayer. Y en todo momento se muestra indignado por esta reiteración pirata en hacer objeto de su sevicia a la población donostiarra.

Nuestras baterías le contestaron cumplidamente y volvieron a siluetear al barco pirata, que hubo de alejarse a última hora de la tarde trece millas. Desde luego se halla en nuestras aguas y habrán de guardarse toda clase de precauciones.

Ayer se derivaron algunas incidencias derivadas de la metralla que se desprendía de los obuses y que caía sobre varias calles. Uno de estos trozos cayó en la calle Churruca, esquina a la Avenida, frente al Banco Central, alcanzando a un carrito de los helados, al que hizo un pequeño boquete en el techo, cayendo después al pavimento, sin más incidencias.


EL INCIDENTE DEL “KAMERUM”
El barco llevaba un cargamento de bencina para Cádiz

PARIS.-Con relación al incidente suscitado por el registro que se practicó a bordo del vapor alemán “Kamerum” y que provocó unap rotesta del Gobierno alemán, se sabe que el señor Giral ha manifestado que no es necesaria medida alguna del Gobierno español.

La verdad es que el barco al ser detenido se hallaba en aguas españolas, habiéndos comprobado que transportaba un cargamento de bencina con destino a Cádiz.

Como está prohibida la importación de este producto, el barco alemán fué invitado a cambiar de rumbo.

Esto es todo lo ocurrido y no procede que el Gobierno adopte medida alguna ni proceda, tampoco, tener en cuenta la reclamación alemana.


LOS FACCIOSOS EN EXTREMADURA
Los moros que vienen a defender la religión saquean las iglesias

En el combate de Medellín, que ha constituído uno de los mayores descalabros sufridos por los facciosos en Extremadura, han sido cogidos prisioneros, heridos y muertos. En poder de estos últimos, en su mayor parte moros, se ha encontrado abundancia de reliquias (rosarios, medallas, cálices y otros objetos religiosos) de gran valor histórico y artístico. Se ve que los moros se dedican a desvalijar las iglesias y monasterios que se hallan al paso, sin que los requetés y fascistas lo impidan. Tampoco les dicen nada los obispos, que bendicen a los facciosos, ni los curas, que olvidadno los Evangelios se han lanzado al campo a guerrear armado hasta los dientes, como en los mejores tiempos de las guerras carlistas.


REPORTAJE INTERESANTE
Una interviú con el ex conde de Romanones

Mis antecedentes señalan mi pensamiento sobre rebeliones militares.- Para mí hay una cosa terminante: la ley, con sus sanciones para quien la incumpla.-En lo internacional solo debe hablar el Gobierno legalmente constituído.

Como saben nuestros lectoes, don Alvaro de Figueroa y de Torres, ex conde de Romanones, ex presidente del Consejo de ministros de la Monarquía y actual diputado a Cortes por la provincia de Guadalajara, se encontraba en San Sebastián al producirse el movimiento iniciado por los militares rebeldes.

Pasó varios días en nuestra ciudad y después de los sucesos dolorosos que en la misma provocó la insanía de los rebeldes de Loyola, el viejo político monárquico no se debió considerar tranquilo en Donostia y se trasladó a Fuenterrabía, al domicilio de unos parientes que viven en aquella localidad, donde fué detenido hará unos cinco días.

Trasladado a San Sebastián, se le habilitó una habitación en las dependencias de la Caja de Ahorros Municipal, donde en la tarde de ayer le hemos visitado al objeto de pedirle nos haga algunas manifestaciones relacionadas con su detención y el momento actual que atraviesa España.

Encontramos a don Alvaro tranquilo y afable. Al exponerle el objeto de nuestra visita no tuvo inconveniente en acceder a nuestros deseso, si bien exprsó, con toda sinceridad a nuestro juicio, que muchas intervius había concedido en su vida política, pero ninguna en momentos tan espinosos y difíciles como el actual.

Mientras preparamos las cuartillas el ex jefe monárquico habla con uno de nuestros acompañantes y dice cosa tan interesante como la siguiente:

-Sería conveniente que los que pasan por puestos de responsabilidad y mando pasarán también por la prueba de encontrarse detenidos unas horas o unos días y así podrían saber, por propia experiencia, lo que esto significa. Puede que de ello se derivara la saludable lección de no practicar ni mantener más que aquellas detenciones que la salud del pueblo y el imperio de la ley hicieran necesarias.
Puestos frente a frente de nuestro interviuvado, iniciamos la labor, con una previa manifestación. La de que vamos a hacer unas preguntas en solicitud de contestación, si se nos quiere dar. Una contestación clara o ambigua, pero que responda en todo momento al criterio particular y libremente expuesto del interrogado quien por ninguna razón debe sentir en nuestra presencia preocupaciones que le supongan una coacción que le obligue a manifestar lo que no siente.

En tal sentido, formulamos nuestras preguntas, al tenor siguiente:

-En primer lugar quisiéramos que nos dijera usted con toda sinceridad, si se le ha ocasionado molestia alguna desde que fué detenido y si tiene alguna queja del trato que se le da.

-Ni la más pequeña –nos dice. Sobre todo, desde que el señor gobernador fué a buscarme a Fuenterrabía. Yo, entonces, me sentí tranquilo, como lo está uno cuando se ve bajo el dominio de los que siempre han mandado, que no es igual que estarlo bajo el de los que siempre han obedecido.

He estado aquí como si estuviera en mi propia casa y no en calidad de incomunicado, pues he visto a todas horas del día a mi hijo y demás pesonas de mi familia.

Tan tranquilo estaba, que algunos días he dormido hasta doce horas.

-¿Ha encontrado usted alguna dificultad para comunicarse por habérsele puestos obstáculos para ello?

-He comunicado libremente por teléfono y he escrito cartas a Madrid que entregadas al señor gobernador han salido inmediatamente para su destino.

No me puedo quejar de nada. Y en esta situación no puedo menos que recordar mi aforismo, rgulador de toda mi vida:

Las circunstancias mandan y a mí me ha pasado una cosa lógica en estas circunstancias, aun cuando sea desagradable.

-Dada su condición de persona que ha ejercido en España puestos de máxima responsabilidad y mando ¿qué opinión tiene del movimiento rebelde iniciado por los militares?

-Conteste concretamente.

Los antecedentes políticos de toda mi vida responden mejor que yo de cuanto pudiera decirles a esta pregunta.

-¿Cree usted, hombre acostumbrado al ejercicio de las leyes, que es terminante, según el Código de Justicia Militar, la máxima responsabilidad de los rebeldes?

-Para mí no hay más que una cosa terminante: la Ley. La Ley respetada por todos. Y el que no respete la Ley, aplicarle las sanciones que ésta determina.

-¿Conoce usted lo declarado por Ossorio y Gallardo al “News Chronicle” saliendo al paso de las patrañas que respecto a España se expanden por el extranjero?

-En estos días no he leído nada. Ni español ni extranjero. Lo he hecho, deliberadamente, para no tener mayores preocupacones que las ya agudas derivadas del momento; y no ya en el sentido exclusivo personal, sino en el de un español que ve el duelo que se ha cernido sobre su patria.

Para que don Alvaro tenga conocimiento de las declaraciones de Ossorio a que aludimos y que han sido publicadas en FRENTE POPULAR de ayer, sábado, damos lectura a las mismas y la opinión del ex conde Romanones sobre tal particular, es la siguiente:

-Desde hace mucho tiempo tengo aprendido que si los partidos burgueses se hubieran adelantado a introducir las reformas que demandaban los tiempos, no solo no sucedería lo que está sucediendo, sino que es muy posible que la monarquía se mantuviera aún en España.

-¿Cuál cree usted que es el deber de un Gobierno legalmente constituído ante un pronunciamiento militar como el que padecemos?

-Aplicar la Ley, como se tiene que aplicar a todos los españoles, sin distinción de clases o matices.

Preguntamos a continuación:
Primero: ¿Cree usted que un Gobierno extranjero falta a la neutralidd si facilita a un Gobierno legalmente constituído las armas que tenían pedidas antes de producirse la rebelión?

Segund: ¿Faltaría ese Gobierno extranjeroa la neutralidad si facilitara a nuestro Gobierno legalmente constituído armas pedidas después de producirse la rebelión?

Tercero: ¿Respeta la neutralidad el Gobierno que facilita armas a los elementos rebeldes?

La respuesta es rápida y aunque pudiera parecer ambigua, terminante.

-Es una situación tan delicada actualmente la internacional, que mi deber de español y de hombre responsable es no decir nada a este respecto y dejar que hable solamente quien en este caso únicamente puede hablar: el Gobierno español legalmente constituído.

Hacer lo contrario sería una ligereza imperdonable.

-¿Es cierto que en este movimiento y al lado del Gobierno legalmente constituído actúan las fuerzas de izquierda todas sin distinción de matices, ya sean republicanas, socialistas, comunistas, sindicalistas y hasta sin filiación política alguna?

-Eso es evidente. ¿Nadie lo podría negar?

-Lo que sucede en España ¿es un movimiento provocado por militares rebeldes o es un movimiento comunista como con harta mala fe viene propalando cierta Prensa extranjera?

-Con lo que acabo de contestar a la pregunta anterior, queda ésta contestada. Pero repito, además, lo que dije antes en contestación a otra:
Las circunstancias mandan.

Hemos terminado la interviu. A parte de ella, ha asistido un hijo de Romanones que en aquel momento llegaba para visitarle.

Percatados de la importancia del momento, y periodistas curtidos en la profesión, no olvidamos la cómoda postura de muchos políticos españoles quienes, después de hacer declaraciones a la Prensa se rectifican de lo que han dicho, culpan al periodista de no haber sabido interpretar bien sus manifestaciones y acaban afirmando, sin recato ni pudor, que no dijeron lo que habían dicho y que todo lo afirmado se debe a la incomprensión, ligereza o fantasía del repórter interviuvador.

Hemos visitado a Romanones para solicitar de él, a través de unas preguntas escritas, claras y terminantes, una contestación. La ha dado, libremente, afablemente, sin violencia alguna.

Nuestro deber de militantes del Frente Popular y nuestra conciencia de periodistas dignos, nos indican la conveniencia de evitar, que en el vaivén de los tiempos o en las mudanzas de la vida, pueda nadie, con afán ilícito o con finalidad turbia, decirnos que hemos inventado o falseado una información. Este sentimiento de la dignidad política y profesional, lo exponemos al interviuvado e inmediatamente y explicándose nuestros sentimientos, saca la plulma del bolsillo y en las cuartillas en que literalmente hemos recogido sus contestaciones, estampa su firma, diciendo:

Firmo como siempre firmé. Y escribe: C. de Romanones.


2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net