2017ko abenduak 12, asteartea
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

EGUNAREN ALBISTEA


¿”COLAS” EN LOS MERCADOS?

Asteartea, 1936ko abuztuaren 4a

Páginas:

FRENTE POPULAR
ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 9

Redacción, Oficinas y Talleres: Garibay, 34.
Teléfonos: 14.621 y 14.634.
San Sebastián, martes, 4 Agosto de 1936


EN LOS FRENTES DE COMBATE
Ante una decisiva acción aérea contra las fuerzas rebeldes

El bombartdeo de nuestra aviación hubo de ser aplazado por culpa de las condiciones atmosféricas.-Varias unidades de vuelo, perfectamente pertrechadas, apoyarán la acción de los elementos leales

La segunda jornada de relativa tranquilidad Se debilita la acción facciosa y mejoran nuestras posiciones.-Al enemigo le faltan víveres y escasean sus municiones.-Un problema insoluble.-Informes interesantes


EN EL FRENTE NORTE
Si hubiéramos de facilitar un parte oficial de la jornada de ayer en el frente Norte, como llamamos a las bases de operaciones instaladas en las zonas de Rentería, Oyarzun, Irún y Ventas de Astigarraga, tendríamos que inscribir la frase ya famosa:

“Sin novedad en el frente.”

A decir verdad, nada destacado ocurrió en la jornada de ayer, que transcurrió con la misma tranquilidad que la del domingo. ¿Puede decirse que esto es una táctica del adversario? No. Es una necesidad impuesta para ellos por las mismas circunstancias.

Pocos disparos, tibias hostilidades. En el enemigo, porque no tiene otro remedio que mantenerse en actitud expectante. En nuestro campo, porque sin necesidad de ataques a fondo va mejorando sus posiciones y ocupando los lugares estratégicos que necesita antes de iniciar el gran plan de conjunto.

Durante toda la jornada de ayer, nuestra artillería hizo escasísimos disparos, más que nada para localizar definitivamente las pequeñas concentraciones carlistas y tenerlas a raya, es decir, para impedir su reposo y su tranquilidad.

De vez en vez, algún paqueo aislado o alguna descarga. Ninguna acción sistemática y ningún ataque en conjunto.

Tranquilidad. Dos días seguidos de tranquilidad que acaso presagien la gran acción que, necesariamente, habrá de entablarse en momento oportuno.


EN EL FRENTE SUR
Por la zona de Tolosa, también fué absoluta la tranquilidad durante el día de ayer. Téngase en cuenta que en período de guerra, decir tranquilidad es decir que no ha existido una verdadera acción de combate, sin que esto excluya algunos disparos que se hacen, desde ambos campos, para manifestar atención y vigilancia.

Por lo que respecta a las zonas de Villafranca y Beasain, las hostilidades tuvieron también su parentesis. De vez en vez, nuestras fuerzas hostilizaban al enemigo para localizarle, y únicamente en esos momentos era cuando las uerzas facciosas daban señales de vida. La explicación es clara, como ya diremos.

No hubo movilización de fuerzas, ni ataques, siquiera fuesen fragmentarios. En todo el frente sur, nuestras columnas y destacamentos reforzaron sus posiciones de base y sus avanzadillas, de tal manera que permitirán y facilitaran el apoyo de cualquier acción general que se quiera realizar, y desde luego harán prácticamente imposible cualquier ataque del enemigo.


POSICIONES SOLIDAS
En toda la línea de combate que se inicia en las proximidades de Rentería y va hasta la misma frontera franco-navarra, por la parte de Irún, pasando por Oyarzun y Ventas de Astigarraga, las posiciones de las fuerzas adictas y de las milicias populares mejoran de hora en hora.

A lo largo de las dos últimas jornadas, las fuerzas gubernamentales han sabido ocupar unas posiciones sólidas. El teniente Ortega, jefe de las fuerzas que operan en la zona de Irún, al ocupar la peña de Aya, ha tomado una posición prácticamente inexpugnable, y un centro de operaciones verdaderamente sólido y estratégico, que ha desmoralizado al enemigo.

El capitán de Carabineros que opera en la zona de Rentería, ha tomado todas las disposiciones convenientes para actuar, cuando fuera preciso, en refuerzo de cualquier acción combinada.

En cuanto al teniente Margarida, uno de los mandos del cuerpo de Asalto que permanecieron leales, está dando pruebas no tan sólo de un valor admirable y de una entereza y decisión espléndidas, sino de un sentido claro, inteligente y singular de la estrategia.

Acomoda su táctica a las características enemigas y a las condiciones del terreno, y ha iniciado desde hace tres días un sistema de guerrillas y de avanzadas, que facilita el avance sobre seguro y da a sus fuerzas una elasticidad y una profundidad sorprendentes.

De esta manera, el teniente Margarida apenas sin disparar tiros, ha logrado irse adueñando de los caseríos, posiciones y lugares más favorables, desde los cuales domina por completo al enemigo, y extendiendo en régimen de guerrillas el frente de combate, sin perder la hilación debida entre sus propias fuerzas ha logrado ir estableciendo contacto con las otras columnas operantes, que siguen su misma táctica.

De este modo, desde la base de retaguardia de operaciones, instalada en Rentería, hasta las últimas avanzadillas lindantes con la muga de Navarra, existe todo un frente de combate, sólido, bien parapetado, que cuenta además con el apoyo de varias piezas de artillería y de las suficientes ametralladoras.

Por si fuera poco, las baterías de San Marcos y de Guadalupe, que dominan el teatro de esta acción, se hallan a toda hora dispuestas para preparar cualquier avance táctico que de momento pudiera convenir a las columnas leales, antes de entrar en la acción definitiva.


CONFIANZA Y ENTUSIASMO
Ayer tarde hablamos unos minutos con el teniente Margarida. Sonriente, como siempre, bienhumorado, hombre para quien no existen dificultades ni imposibles. Pero a la vez, cauto, inteligente, sagaz, que no pone un pide delante sin haber asegurado el de atrás.

El teniente Margarida reune en abundancia las condiciones necesarias para el mando. Valor y serenidad, entusiasmo por el ideal, pero discernimiento claro de la lucha. Va a donde haya que ir pero eligiendo el mejor camino para que la empresa sea un éxito.

Aye tarde nos decía:

-Nuestra situación en este frente es tan sólida y favorable que puedo afirmar: sin necesidad de más elementos de los que tenemos aquí, pueden enviar si quieren una columna de cuatro mil hombres. Les aguardamos. ¡No pasarán! Por el contrario, cuando llegue el momento, ellos verán lo que es bueno.

No añadimos más sobre este extremo. En días sucesivos iremos sirviendo a nuestros lectores una serie de reportajes ilustrados, tomados en el mismo frente de combate, para informarle de la marcha de nuestras columnas y del espíritu combativo de nuestras fuerzas.


INFORMES DEL CAMPO ENEMIGO
Nuestro servicio de inteligencia ha podido adquirir interesatnes informes de la situación en el frente enemigo. La tibieza de hostilidades de estas dos últimas jornadas se debe a algo más que a una táctica. O por mejor decir, no se debe a una táctica de los facciosos, sino a una necesidad.

Especialmente en el sector Norte, los elementos facciosos sufren una aguda crisis de aprovisionamiento, tanto en vituallas como en munición. Carecen de alimentos para el cuerpo y andan escasos de alimentos para las armas. En la jornada del domingo, cuando esperaban un pequeño aprovisionamiento de vituallas y de municiones, las baterías de San Marcos hicieron estragos en la columna de auxilio, de tal manea que hizo imposible que establecieran contacto con el cuartel general rebelde y destrozó gran parte del convoy.

Noticias fidedignas afirman que las columnas facciosas se mantienen “al día”, es decir, sobre la marcha, depredando y robando en los caseríos que encuentran al paso, de tal manera que como las provisiones de los caseríos montañosos las agotan rápidamente, y el transporte de víveres hasta los lugares que ocupan se hace con mucha didficultad desde el interior de Navarra, tienen que someterse a un racionamiento rigurosísimo.

Sabemos que desde hace varias jornadas en las filas “requetés” no se come más que una vez al día, y que aun esa única ración es muy escasa. Añádase a esto la escasez de municiones y las dificultades que tienen para el suministro, y se comprenderá que en ellas reine desconcierto y desanimación.

Por otra parte, cuando salieron de sus bases al son del clarín carlista, las huestes facciosas creían hallar un camino fácil, pues las habían engañado diciendo que España entera estaba en poder de los revoltosos. Al llegar a las fronteras guipuzcoanas y encontrarse con tan ruda resistencia, ha cundido entre sus filas el pesimismo y la desconfiana.

Informaciones que han facilitado al-

(Continúa en segunda página.)



España y Europa

Italia se ha curado en salud. Es el mejor sistema para realizar hechos que necesariamente han de suscitar sospechas sobre la intención y licitud de una intervención que, aunque no se produzca, está sentimental en sus deseso y en sus designios. Las emisoras italianas, oficiosamente, y el Gobierno del “duce”, de manera oficial, han lanzado a los cuatro puntos cardonales la noticia de que seis aviones franceses han cruzado la frontera española para ponerse al servicio de las fuerzas leales al Gobierno de la República. ¿Qué significado hemos de atribuir a tal publicidad? Corta será la perspicacia que no vislumbre tan claras perspctivas. Italia ha manifestado ya que aunque su propósito es permanecer neutral vería con agrado el triunfo del fascismo –del movimiento faccioso- en España. Acaso por primera vez en la Historia de Europa el Gobierno de una nación declara hallarse sentimentalmente al lado de una sublevación a de un pronunciamiento. ¿Se pretnede perfilar posiciones que coaccionen a otras potencias? ¿Se intenta justificar una soñada intervención?

El conflicto actual de nuestra patria es tan meridiano en su planteamiento jurídico que no deja paso al diálogo, ni a la vacilación, ni siquiera a la duda. Se trata de un problema de orden interior, aunque por desgracia haya adquirido los caracteres y la envergadura de una guerra civil sin precedentes. Hemos de resolverlo nosotros mismos, sin ayuda de nadie. Pero de existir una ayuda extraña, habría de ser aplicada con arreglo a todas las normas del derecho, y aún por un institno de legítima defensa, en favor y beneficio del Gobierno de la República, que es el poder legítimo. Un poder de tan indiscutible autoridad y fuerza que se ve obligado a alzarse contra una sublevación cuando apenas acaba de ser elegido en las urnas, precisamente cuando las riendas del Gobierno estaban en manos de los elementos adversos a la fracción que obtuvo la victoria en las elecciones.

En esto no cabe opción ni alternativa. O las potencias de Europa permanecen alejadas e indiferentes del conflicto interno de España, o si se deciden a intervenir habrían de hacerlo en favor de los Poderes legítimamente constituídos. Lo contrario sería hollar todas las normas del derecho y situarse en una posición beligerante de todo punto inadmisible. O neutralidad, o apoyo al Gobierno de la República. Pero aun considerando que el conflicto exceda de la esfera de un problema interior, aun puestos en el terreno absurdo de considerar los dos bloques en lucha como unidades nacionales perfectamente discriminadas, las normas del derecho internacional obligarían en todo caso, a las potencias de Europa, a prestar su apoyo a la parte agredida, que en tal caso, por irritante redundancia, es también el Poder constituído y legítimo de la República española. Grande había de ser el extravío para que fuese conculcada esta irrebatible cuestión de principio.

Por otra parte, el panorama europeo, en lo que afecta a la situación española del momento, ofrece dos perspectivas perfectamente definidas. De un lado, los dos Estados autoritarios a cuyos designios acaso conviniese el triunfo de la sublevación, pero que en modo alguno se decidirían a intervenir, porque sería tanto como plantear el hecho y de derecho un gravísimo conflicto internacional. De otro lado, el bloque de grandes potencias democráticas para quienes un Poder legítimo, como el Gobierno de la República, es fuente de derecho, y estarán a su lado para apoyarle moral y materialmente. Toda amenza de intervención se estrellaría contra la actitud resuelta de ese bloque europeo, que no toleraría posiciones beligerantes en favor de una sublevación criminal, que ha hollado la razón, el derecho, la libertad y la justicia. La declaración belga, dispuesta a proporcionar armas al Gobierno español, es a este respecto bien significativa. Bélgica, en este caso, no es más que la vanguardia de una acción mancomunada, que se iniciaría al primer chispazo de agresión contra el derecho internacional.

Queda, en definitiva, el problema de Marruecos, en cuya soberanía internacional vienen dos potencias vinculadas al Gobierno español por razones morales y por exigencias estratégicas; y el dominio de las aguas mediterráneas, punto neurálgico de esa presunta intervención de la que tanto se ha hablado y que no se producirá Inglaterra y Francia, por una razón jurídica, primero; por una exigencia de dominio después, están alertas y vigilantes. Nada hay que no esté previsto, y es demasiado arduo y duro el problema nonato para que nadie se atreva a plantearlo sobre la vía de los hechos.

Pero en resumen, estas disquisiciones no pasan de puerilidades. No habrá motivo, ni ocasión, ni tiempor, para que España suscite en Europa una cuestión de tal envergadura. El Gobierno de la República tiene ya sus manos la situación y no queda espacio para nuevas complicaciones. Una vez lograda la victoria, los que hoy pretenden curarse en salud se apresurarán a lanzar voces de arrepentimiento y protestas de lealtad. Ya estamos acostumbrados a todo. De manera especial estamos acostumbrados a que las hostilidades de los instantes duros se conviertan en adhesiones incondicionales de las horas de triunfo.

Estamos acostumbrados a todo. Pero de todo tomamos nota, porque acaso lo más importante del día de mañana es que guardemos en la memoria los hechos de hoy.


Habla un testigo
Lo que cuenta un inglés del aplastamiento de la rebelión en Barcelona

Marsella.-Un industrial inglés que ha estado con otros compatriotas a bordo del torpedero “Keith” ha dado al corresponsal de la Agencia Havas las siguientes noticias sobre los acontecimientos en Barcelona.

“Cuando salimos de Barcelona se había restablecido la calma en la ciudad como saben ustedes. Los leales al gobierno de la República han triunfado de la insurrección militar desde el jueves de la semana pasada.

El domingo 19, a las cinco de la mañana, se declaró la rebelión en los cuarteles. La respuesta fué rápida. El Frente Popular aportó el concurso más absoluto a la Generalidad de Barcelona. La lucha duró tres días, pero fué viva especialmente sobre todo el domingo y el lunes. Desde el martes por la mañana los rebeldes comenzaron a debilitarse.

Algunos se refugiaron en los conventos, monasterios e iglesias. Esto explica el furor de ciertas fuerzas gubernamentales y de las milicias contra estos edificios.

En la lucha han participado muchas mujeres, principalmente obreras.

Hay que hacer constar que los extranjeros no han sufrido la menor molestia y que desde el miércoles contaron con las mayores facilidades para que pudiesen abandonar la ciudad los que así lo deseaban.”


Lea y propague
“Frente Popular”


CAMINO DE LA VICTORIA
EL FRENTE POPULAR FRANCES JUNTO AL FRENTE POPULAR ESPAÑOL

PARIS. Los camaradas Bernard Chechov y Luis Lagorgette han dirigido a Madrid el siguiente telegrama:

“Las Juventudees Socialistas francesas siguen con la más grande simpatía vuestra lucha por la libertad. Os aseguramos nuestra solidaridad completa y hacemos votos por la victoria próxima. Animo, y contad con la simpatía de los socialistas.”

Los 8.000 compañeros pintores de la región de París, reunidos en asamblea general en el gimnasio de Japy, expresaron su admiración hacia los bravos obreros españoles que defienden sus libertades sociales y democráticas contra la reacción y el fascismo. Indignados por los artículos odiosos y mentiras de la Prensa llamada de información sobre los acontecimientos de España, han acordado no leer y boicotear los grandes periódicos del consorcio y propagar la Prensa obrera.

Por su parte, el Comité intersindical del Libro Parisién ha dirigido un saludo fraternal a los obreros de España en lucha contra la reacción, el fascismo y la monarquía.

Se felicita de que en esta feliz alianza revolucionaria contra el enemigo común se encuentren confraternizando los grandes partidos sindicales de España: la Unión General de Trabajadores y la Confederación Nacional del Trabajo.

Considera que el proletariado francés está interesado directamente en el triunfo de la causa obrera de España, pues su derrota tendría repercusiones, en Francia, en los intereses obreros.

Entiende, por otra parte, que sólo la presión popular pondrá un término al chantaje de los fascistas franceses y permitirá dar al obrero español la ayuda moral y el abastecimiento material que necesita para su triunfo.

El Comité Sindical del Libro ruega que nuestro C. G. T., reunido, adopte iniciativas, lo más rápidamente posible, para que se celebre una gran manifestación en París en favor de la España obrera.

Dos Comisiones compuestas de delegados de la Liga de los Derechos del Hombre, de delegados del Socorro Rojo de Francia, saldrán uno de estos días de Francia con 20.000 francos y material sanitario, una para SanSebastián y la otra para Perpiñán.

Un camión, acompañado de un médico de Perpiñán, conteniendo un cargamento de suero antitetánico y antigangrenoso, anestésicos diversos, así como veinticinco cajas de leche condensada, pasó ayer la frontera española para ponerse a disposición del Frente Popular de Barcelona. Este primer testimonio de solidaridad está organizado por el Comité de Vigilancia de los intelectuales antifascistas al pueblo español, por la defensa de la libertad.

Han expresado igualmente su solidaridad los ferroviarios de Tours, el Comité de Unión de las Juventudes del Frente Popular de Noirt, la Sección Socialista del Haver, el Comité Mundial de Mujeres contra la guerra y el fascismo, la Oficina Sindical de Servicios de Garajes, la Sección Sindical de Metalúrgicos, el Comité Sindical del 18 distrito, el Sindicato General del Papel-Cartón, la Unión Departamental de los Sindicatos Obreros de Bouches del Rhone y otros muchos.



Teníamos una tremenda curiosidad: la de averigüar quién era el jefe de las fuerzas rebeldes que luchaban a brazo partido con los “marxistas” en las calles de San Sebastián. Ya lo hemos sabido. Nos lo dijo ayer noche, Radio Sevilla. Es el coronel Ortiz de Zárate que, al mando de las columnas facciosas, se ha posesionado nuevamente de la sin par Donostia. He aquí una fotografía que demuestra la exactitud de las informaciones que sirven diariamente los compinches de Queipo de Llano. Es una fotografía tomada ayer, a las diez de la mañana (no sabemos si en el fotograbado se pondrán distinguir las manillas del reloj, pero tenemos el original a disposición de nuestros lectores). Como puede apreciarse, se lucha a brazo partido. Circulan los autobuses y tranvías, la gente forma grupos pacíficos, se comentan los avances de las fuerzas gubernamentales. En fin, todas las características de una vida plácidamente ordinaria. Radio Sevilla dice que aquí luchamos a brazo partido en las calles. ¡Qué le vamos a hacer! Será que los de fuera saben más que nosotros de nuestra propia casa. ¿Todo lo que dicen de otras partes es tan verdad comoe sto? ¡Pues bien les corre el pelo a los facciosos”...




2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net