2017ko urriak 18, asteazkena
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

Osteguna, 1936ko abuztuaren 13a

Páginas:

TAMBIEN HAY “CRISTEROS” EN LOS FRENTES SERRANOS
Un cura de Estella, al frente de un grupo de requetés

NOTAS DE UN COMBATIENTE

Los dos amagos sobre Balsaín de la columna que manda el prestigioso comandante Burillo han soliviantado a los rebeldes que ocupan el pueblecito.

Los facciosos traen y llevan a diario, en unos cuantos caminoes, a sus elementos; suben y bajan sus peizas, hacen contadas exploraciones sin aventurarse demasiado, porque en esto pecan de prudentes; construyen obras de fortificación y abusan de la verborrea. Les ocurre lo que a la ardilla de la fábula.

Toda esa tramoya espectacular puesta en juego no nos impresiona. El comandante Burillo conoce, gracias a su magnífico servicio de información, cuanto ocurre en las filas enemigas. No se hagan ilusiones, pues, los revoltosos. No es fácil que sus fuerzas caigan en cualquier celada más o menos ingeniosa. Si duda, pueden comprobarlo prácticamente.

Ayer no se perdió el tiempo, ni mucho menos. Las avanzadillas lo controla todo. Por laparte de “El Reventón” los milicianos y efectivos que mandan los tenientes Molina y Pando observaron a lo lejos la presencia de gente sospechosa. Se desplegaron unas guerrillas y después de una marcha dura de montaña adentráronse en el “Monte Robedal”. Aquí uno de nuestros milicianos, con desprecio absoluto de la vida, destacóse para ejecutar una exploración.

No disponía ni de un mal cortaplumas. Llevaría caminando una media hora cuando una voz poteente le conminó a detenerse. El muchacho, tranquilo, con los brazos en alto, esperó. Su sorpresa no tuvo límites: al abrigo de las piezas un círculo de boinas rojas le tenía prisionero. De cada defensa natural asomaba, amenazador, un fusil. Luego, como en el guiñol, fueron apareciendo unas caras hoscas, gesticulantes; unos arreos militares y un hombrachón con toda la silueta cerril del clérigo que se ha echado al monte. Venía muy decidido, de mal talante.
-¿Qué hacer aquí, muchacho?

La serenidad del camarada le desarmó.
-Pues ya lo ve usted: huído de los republicanos.
-Supongo que no serás un espía de esos, porque a los de lengua larga los fusilo en un santiamén, y aquí paz y ¡Viva don Carlos!

El chico sonrió:
-Si no lo cree, peor para usted. Fíjese en la diferencia: Usted va armado y en compañía de cien hombres y yo con las manos limpias.

Los “cristeros” –boina roja, atuendo militar caqui y cruz roja en el brazalete-, más confiados ya, abandonaron las posiciones... Pronto formaron un solo grupo. El cura, que parecía ser el jefe, añadió, entre paternal y conminatorio:
-Bueno, chico; dinos dónde hay por aquí casas solitarias donde podamos descansar y reponer fuerzas. Y nada de traiciones, porque te arrimamos un cargador.

Sin suscitar sospechas, el guerrillero conocedor de los vericuetos serranos, se puso al frente de la columnita. Nadie le perdía de vista. Durante la marcha el mosén, grandote como un paquidermo, le seguía interrogando. Por fin, llegaron a una guardería forestal deshabitada. A la tropilla le pareció de perlas el sitio. Todos fueron acomodándose: unos en el suelo, otros en el interior de los cuartos. Los más cansados tendieron las mantas y, sin probar bocado, se echaron a dormir. No andaban bien provistos de víveres: Algunas latas de sardinas, unos cuantos rosarios de embutidos y veinte o treinta panes. El clérigo volvió a encararse con el miliciano:
-¡Oye, tú! ¿Y agua? ¿No hay algún manantial cerca?

El guía se ofreció a traerla. El jefe enemigo, desconfiado, como buen ministro del Señor, asintió:
-Desde luego, pero que te acompañen dos chicos míos...

Partió el camarada. Los de la escolta, a los pocos minutos de camino, sintieron también la curiosidad de saber a qué distancia se hallaba la fuente. El guía disipó el recelo con la respuesta:
-Detrás de aquella hondonada.

Y, en efecto, unos cien metros más allá, entro unas peñas, corría el agua cristalina. Sobre el venero se lanzaron, ávidamente, los dos carlistas. No había tiempo que perder. El muchacho, ágil de inteligencia y de pies, se puso en fuga. Cuando los fanáticos del requeté se quisieron dar cuenta había desaparecido.

Las boinas rojas, para justificar la impovisión, dispararon repetidas veces sus armas. El grueso de la fuerza, que se hallaba en la casa forestal, para justificar su ardor combativo, se sumó a la alarma, disparando a tontas y a locas.

El miliciano volvió a incorporarse a sus filas; dió cuenta de lo sucedido y hacia el sitio ocupado por los rebeldes marcharon los nuestros. Una hora después estaban a la vista de la guardería forestal. Avanzaron con precauciones. Pero los boinas rojas ya habían levantado el campo. Después de tres horas de incesantes batidas, aquéllos aparecieron en el “Puerto de la Malagosta”. Los tenientes Molina y Pando dispusieron la tenaza de un movimiento envolvente. Cogidos entre dos fuegos, los revoltosos emprendieron la huída rumbo a sus lares. Sobre el campo dejaron tres muertos y dos heridos. A éstos se les transportó al hospital de sangre de Rascafría.

A preguntas del teniente Molina, manifestaron que procedían de Estella –Pamplona-, donde fueron recultados por un cura y un maestro que murió en el Alto del León; que cobraban tres pesetas diarias y soldada; que habían venido a reforzar los efectivos rebeldes de Segovia y que los jefes les habían hecho creer que Franco ya estaba en Madrid; “excepto algunas zonas de la sierra –les dijeron-, toda la Península era de ellos”.

Al enseñárseles periódicos gráficos mostraron gran extrañeza, llamándose a engaño. Añadieron que tenían la seguridad de que sus compañeros, cuando conozcan la burla de que fueron objeto, desetarán, buscando refugio en Pamplona.

Horas más tarde fallecían a consecuencia de la gravedad de sus heridas. En sus ropas se les encontró algún dinero en metálico, profusión de medallas, estampas religiosas y escapularios.


EL COMANDANTE DE LA COLUMNA DE NAVACERRADA PREMIA LA LABOR DE LOS MODESTOS
Ayer el comandante Burillo impuso los galones de cabo al motorista Puche y a los conductores Montesinos y Martín Alegre. Los tres muchachos, desde el principio de la campaña y por la contínua movilidad del jefe de nuestra columna, han estado siempre en los lugares de más riesgo. Tales méritos les ha valido el ascenso y el homenaje cariñoso de sus compañeros de lucha, que organizaron un modesto ágape, en el que estuvieron presentes todos los jefes de la gran familia que lucha por la República. El acto fué una auténtica exaltación de las esencias populares, cantera inagotable de heroísmo y virtudes.


EN NAVACERRADA NO SE PIERDE EL TIEMPO
Las fuerzas de la columna del Puerto de Navacerrada no conocen el ocio. El tiempo que queda libre en la vida militar de campaña lo aprevechan los oficiales y jefes para seguir cursillos de divulgación guerrera. A estas horas no hay miliciano que no conozca los secretos del manejo del fusil y la ametralladora. Que no sepa lanzar una granada de mano; que ignore los efectos de la Artillería, y cómo ha de actuar ante ella.

Al final de esta campaña la República conseguirá la formación de un Ejército disciplinado, eficiente, con admirables cuadros de mando dotados, por añadidura, de auténtica fidelidad al régimen.

Juan de GREDOS.

Puerto de Navacerrada y agosto.


Llamada del S. R. I: de Euzkadi

AYUDAD A LAS VICTIMAS DEL FASCISMO ESPAÑOL

A TODOS LOS HOMBRES DE SENTIMIENTOS LIBRES Y HUMANITARIOS, A LOS OBREROS, FUNCIONARIOS Y COMERCIANES, A TODOS LOS AMANTES DE LA DEMOCRACIA Y DE LA LIBERTAD

Amigos, compañeros, ciudadanos:

El pueblo español, el pueblo catalán, el pueblo euskaldún se está batiendo heroicamente contra el fascismo. Generales traidores al pueblo, a la democracia y a la República han desencadenado un movimiento criminal y sangriento que no tiene precedentes en la Historia. Millares de trabajadores en armas, juntamente con las fuerzas del Ejército e Instituciones armadas que han permanecido leales a los poderes constituídos, hacen frente, con abnegación y sacrificio, a la bárbara subversión de las castas feudales y las pandillas militaristas que pretenden implantar una bestial dictadura contra las masas populares.

El ímpetu, la bravura y el heroísmo de los pueblos que componen el Estado Español saldrán triunfantes en esta lucha contra los fascistas enemigos del pueblo laborioso. Pero el Socorro Rojo Internacional, que no duda ni un momento en la victoria de las fuerzas defensoras de la libertad y de la tranquilidad pública, necesita contribuir con su ayuda al amplio movimiento de solidaridad que existe en todo el país hacia los beneméritos luchadores que pelean en el campo y en las ciudades por la dignidad ciudadana y civil.

Hombres de bien, antifascistas, católicos que repudiáis la criminal cuartelada: todos sabemos que las armas de la República, de la democracia y de la libertad saldrán victoriosas de esta contienda. Pero es preciso desarrollar un fuerte movimiento de ayuda moral y económica con los que luchan, con los que dan sus vidas generosamente y con sus familias. El Socorro Rojo Internacional no duda de que todos los que deseais practicar el bien entregaréis aquello que podáis desprenderos para que nada falte a los heroicos combatientes de las libertades ciudadanas, de la paz y del progreso de nuestro pueblo.

Las cantidades que recaude el Socorro Rojo Internacional pasarán a nutrir los fondos del Comisariado de Finanzas de Guipúzcoa a través del Socorro Rojo Internacional.

Hombres de Euskadi: vuestra ayuda puede significar el triunfo de las libertades del pueblo, a las que nuestra patria ha dado tantos héroes y tantos mártires. Atended nuestro llamamiento. Contribuid al aplastamiento del fascismo asesino que quiere llevar a vuestros hogares la intranquilidad; que quiere llevaros al caos y a la ruina; que pretende acabar con las libertades de nuestro pueblo; que ansía la destrucción de todos los valores permanentes de la Humanidad hundiéndonos en la catástrofe, en la indignidad y en la miseria.-Socorro Rojo Internacional de Guipúzcoa.


GALERIA DE TRAIDORES
ANIDO, EL MONSTRUO

Setenta y dos años tiene ya Martínez Anido. Setenta y dos años de vida crapulosa, de inhumanas crueldades y de fabulosas cobardías. Como Martínez Anido nacen en el mundo un par de monstruos cada siglo. Se le puede equiparar a Juan Vicente Gómez, el tirano de Venezuela, o a nuestro conde de España. Cipriano Castro, el trágico “mono de los Andes”, se le parecía por la rijosidad siniestra, pero le era inferior en la capacidad diabólica para maquina suplicios e idear conspiraciones ilusorias.

En la sanguinaria comandita que él y Arlegui formaban, Anido era el más sañudo y el más perverso. El más rapaz también, Arlegui, envenenado por la tragicomedia del cornudo a sabiendas, era un pobre enferemo, dominado por su pasión morbosa. Anido obraba en frío, por afán de dominio y por codicia. Al inventar, en Barcelona, la “ley de fugas” y fundar y mover a los Sindicatos libres, no perseguía sólo un móvil de venganza; buscaba también el modo de dejar exangües los fondos acarreados al Gobierno civil por la vigilancia de la prostitución y la tolerancia del juego.

De Arlegui había hecho su instrumento. Conocía la manera de excitarle y disponerle a atrocidades canibalescas. Pero los fusilamientos en la calle, cuando los sindicalistas salían de la cárcel con su hatillo al brazo, los planeab él; él elegía ejecutores y lugares de ejecución; él seleccionaba y pagaba a los confidentes; él señalaba cuándo y en qué forma se había de arrancar una declaración a un herido; él fijaba, con Ramón Salas, el precio de cada asesinato y el salario de asesinos y cómplices. Arlegui carecía de inventiva, Anido lo disparaba desde su despacho y se encerraba en una habitación con una mecanógrafa o con lamujer o la coima de un pistolero de los “libres”.

Romo de intelecto, “especíma” genuino de soldadote iletrado e impermeable a la razón, Anido tenía –y quizá tiene aún- una imaginación tan aberrada como la del marqués de Sade y una habilidad para inventar complots que aventajaba a la del Louis Andrieux, el famoso prefecto de París, que confirió categoría de ciencia a la provocación policiaca. Físicamente, Anido tiene la fisonomía y la planta de un generalote prusiano. La facies, cuadrada y abotagada; la panza, insolente; brazos y piernas cortos. Se estuca el rostro como una damisela, se tiñe el bigote ralo de japonés, se comprime el vientre con un corsé, como Goicoechea.

Y es miedoso como un lepórido. Cuando no tiene puesto de autoridad, no halla espelunca lo bastante intrincada para cobijarse. Inmediatamente de perder el virreinato de Barcelona, Martínez Anido huyó de la Península, vestido de payés y escondido en un tren de mercancías, entre un vagón cargado de remolacha y otro de estiércol, y se refugió en la islita gallega de la Turaya, acogido a la hospitalidad inmerecida de un honesto demócrata.

Reapareció años después en al Comandancia general de Melilla, y llevó allí también la “ley de fugas”, una de cuyas víctimas fué Dris-Ben-Said, moro leal y culto, que aceptaba la colonización civilizadora y se erguía contra la tiranía feroz y codiciosa. Desde Marruecos, y en contacto con Primo y con Sanjurjo, preparaba Anido el golpe de Estado impunista a beneficio del Borbón.

El 13 de septiembre de 1923 Anido estaba en San Sebastián como adelantado de los sediciosos. Mientras se celebraba un sarao en el palacio de Miramar, donde el carlista Pradera besó por primera vez la mano de doña Victoria, Alba, con el rostro verde y la barbichuela espeluznada, leía con voz temblona el manifiesto en que Primo de Rivera le llamaba degenerado, y premeditaba su huída a Francia, repitiendo, sin cuidado de que le oyera la servidumbre: “Ese canalla de Anido me va a matar”...

No le mató. Fué él quien, por pusilanimidad incurable, se suicidó civilmente al ligarse de por vida con March para poder vivir en el hotel Claridge, y al reconciliarse con el bisnieto de Fernando VII.

Martínez Anido ascendió a ministro de Gobernación y a vicepresidente del Consejo, y pudo extender su inventiva de provocador a todo el ámbito nacional, con hechos tan criminales como la encerrona de Vera del Bidasoa –tramada por agentes suyos- y realizada por Arlegui, otra vez subalternod el ex virrey de Barcelona. Por Arlegui, que murió obsesinado por el odio a Nadio y roído por los remordimientos y el temor a una venganza “Ahora –decía a voz en cuello Arlegui- yo soy el verdugo y el otro es un bendito. A mí me aborrecen y a él le ponen en candelero. Y él era el que mandaba. A mí me decía: “Dele usted otra vuelta al tornillo”, y yo se la daba. “Otra más”, y yo le obedecía.

El mismo día en que cayó la Dictadura, Anido traspuso la frontera francesa y se instaló enToulouse, guardado por veinte cancerberos del Sindicato Libre. Y ya no ha vuelto. La paga se la cobran y se la llevan en automóvil. Las sesenta mil pesetas de atrasos que mandó entregarle el Tribunal Supremo las recibió por el mismo conducto.

Ya no ha vuelto. Ni volverá. Tierra extranjera cubrirá el cadáver de esta criatura teratológica, que tanta sangre española ha vertido y hubiera seguido derramando si la subversión pretoriana, que había contado con la cooperación de su crueldad senil, llega a triunfar.


PRENSA EXTRANJERA
Hay que dar a la República española el apoyo a que tiene derecho

Los facciosos españoles intentan también aniquilar a Francia, Inglaterra y Bélgica.-Las campañas contra el Gobierno español no tienen eco en el extranjero.- Algunos periódicos franceses denuncian una maniobra anglo-alemana

“L’HUMANITE”, DICE
“Ya es hora de aportar a la República española el apoyo al cual tienen derecho los que en España caen en la lucha heroica por la libertad, los que con su lucha heroica protegen a Francia de los horrores de la guerra, en primer lguar conteniendo la intervención de Hitler y Mussolini.

Los comunistas están en la primera línea de esta lucha para aportar al pueblo español toda la ayuda a que tiene derecho, y sobre todo para que se evite a tola costa la intervención de Alemania y de Italia fascistas a favor de los facciosos asesinos del pueblo español, que intentan aniquilar también a Francia, Inglaterra y Bélgica.”


LA POLITICA DE LEON BLUM
“El Times” se ocupa de la política de León Blum con respecto a las negociaciones de las cinco potencias, así como respecto de la guerra civil en España.

Dice que sigue una política que aprueba por ahora la mayor parte de la opinión francesa y que el periódico inglés encuentra desprovista de toda influencia partidista.

Políticamente –añade- parece haber entrado en una situación más firme que cuando tomó el poder hace dos meses.


QUIEREN GANAR TIEMPO
El “New Chronicle”, liberal, continúa mostrándose desconfiado respecto a la actitud de Alemania e Italia, que tratan de ganar tiempo retrasando un acuerdo general de no intervención para dar bajo mano todo el apoyo posible a los facciosos españoles.


LA CAMPAÑA DE “DAILY MAIL”
El “Daily Herald” denuncia la campaña intervencionista del “Daily Mail” contra el Gobierno español, pero esta campaña del órgano de lord Rothermere permanece sin eco en el país.


PRENSA ALEMANA
La prensa alemana no se inclina en ningún sentido ni toma posiciones claras que precisen la posición en que se encuentra el Gobierno.

La mayor parte de los periódicos se limitan a reflejar la opinión de los periódicos de oposición.

La “Deutsch Allgemaine Zaitung”, los extranjeros que han ido a Alemania para asitir a los Juegos Olímpicos, abordan en sus conversaciones temas políticos, expresando el temor de que Europa se vea dividida en dos bandos.


LA MANIOBRA ANGLO-ALEMANA
Saint Brice dice en “Le Journal”:

“Asistimos a una nueva fase de la maniobra anglo-alemana. Esta no es nueva. La vimos en el asunto de Locarno. Hay que preguntarse si no es también la que conduce todo el asunto que se refiere a España. La maniobra entre Londres y Berlín no ha sorprendido, por otra parte, a nadie. Los ingleses se han visto obligados a suspender su querella con los italianos, pero no les han perdonado. El conflicto del Mediterráneo ha permitido a Hitler abandonar discretamente su empresa sobre Austria.

¿El conflicto español no le proporcionará nuevas ventajas?


EN LA REGATA Y EL BAZTAN CUNDE LA DESMORALIZACION DE LOS REBELDES

Bayona, 8.- Comunican de Navarra que los insurgentes tropiezan con dificultades casi insuperables para realizar el abastecimiento, no sólo de las fuerzas rebeldes, sino también de la población civil. Además, dicen los observadores imparciales que la desmoralización es enorme, debido a la falta de unidad de criterios y de mando.

Las fuerzas leales han bombardeado con eficacia las posiciones enemigas en diferentes puntos de la Regata y el Baztán y hacia Pamplona, cuasando grandes quebrantos y pérdidas.


Los 793 reclusos de la improvisada cárcel de San Antón
Generales, frailes, facciosos impenitentes, un ex comisario general, un diputado cedista y un ex subsecretario de la Presidencia

El antiguo colegio de los Escolapios de San Antón, situado en la calle de Hortaleza, lo dejaron libre sus moradores el domingo, 18, cuando comenzaron a arder iglesias y conventos, desde los cuales se tiroteaba al pueblo.

Al día siguiente, la Dirección de Seguridad convirtió el viejo y anchuroso caserón en cárcel, bajo el mano de un comisario de Policía. El día 3 le substituyó un empleado de Prisiones, con numeroso personal a sus órdenes. Formaron la guardia exterior guardias de Asalto y milicianos.

Ayer los muros de San Antón contenían 793 presos. En su mayoría, militares. Cinco generales: Araujo, que era jefe de Estado Mayor de la primera división; Hernández Pérez, retirado ;Lóriga, de Artillería; Jiménez Castellanos, y Fernández Barreto. Coroneles, seis; los más notoriso, Lizarague, íntimo amigo de Martínez Anido, y Cañedo-Argüelles, que mandaba el regimiento de Artillería a caballo, y que resultó herido en el curso de la sublevación de su cuartel.

Cañedo-Argüelles es una excepción. Por lo general, ninguno de los actuales huéspedes de San Antón lcuhó con las armas en la mano contra la República. Unos, porque se les capturó anticipadamente; otros, porque tenían asignados otros cometidos igualmente dañinos en la retaguardia. Algunos, porque a última hora les faltaron agallas...


MISIONEROS EN VACACIONES
Hay, sin embargo, reclusos procedentes de poblaciones sublevadas y de cuarteles que intentaron sumarse al movimiento, el teniente coronel de la Guardia civil, García de la Anglea, de Cuenca; algunos guardias de Guadalajara; el teniente coronel González García y otros jefes y oficiales de la fábrica de pólvora de Murcia; varios guardias de Toledo. Estos últimos, como casi todos sus compañeros, afirman que cooperaron a la sublevación arrastrados por sus jefes y sin ninguna convicción.

Se encuentran allí bastantes aristócratas, estudiantes o rentistas. Uno de los Urquijo –Estanislao-, un Cornejo Allendesalazar, un hijo del difunto Fernando Díaz de Mendoza.

Están encerrados todos los frailes del Escorial –107, exactamente- y unos cuantos misioneros que, por extraño azar, descansaban en Madrid de sus quehaceres evangelizadores en el momento en que iba a producirse la insurrección. Los curas escasean, en el convento de la calle de Hortaleza.

Los oficiales jóvenes, casi todos llevan apellidos rimbombantes, o famosos por su reaccionarismo. Así, los Loygorri, célebre tribu de señoritos calaveras, uno de los cuales abofetéo a Marcelino Domingo el año 1917, cuando entró, esposado, en el cuartel de Atarazanas; un Liniers; un Groisard, un Muñoz-Cobo, hijo del general, que siendo capitán general de Madrid se unió al golpe de Estado de 1923; el capitán Fontela, primogénito del almirante que murió en el parque de Aerostación de Guadalajara, junto al general Barrera.

Anotamos un grupo de aviadores: el teniente coronel Moreno Abella; dos hermanos Martínez de Pisón, aristócratas riojanos; otros dos hermanos Coig; Gamir, hijo de un general y yerno del alcalde republicano de Logroño, señor Gurrea.


ALGUNOS PERSONAJES CONOCIDOS
Muñoz Seca, detenido cuando paseaba en mangas de camisa por la Rambla barcelonesa, llegó a San Antón hace cuatro noches. Intentó romper el lúgubre silencio con que le acogieron con un chiste, pero se le truncó en los labios. Ni él ni su auditorio estaban para bromas. Dos hermanos, los dos capitanes, Herráiz y Llorens (Antonio y José). Un tercero, llamado Raimundo, y destinado en el grupo de Alumbrado, pereció dentro del cuartel de la Montaña. Uno de los encarcelados en San Antón fué detenido el 14 de abril en la Castellana, cuando se dirigía, pistola en mano, hacia la tribuna presidencial. Indemne de aquel percance, se metió de hoz y coz en la insurgencia.


REINCIDENTES Y PARLAMENTARIOS
El teniente coronel retirado Manera Ladino, conoce por segunda vez la prisión; participó en el pronunciamiento del 10 de agosto, y fué procesado y deportado a Villa Cisneros. Otro apellido de resonancia fascista: el del capitán Silva Rivera, ex oficial del Tercio, cuyo hermano se destacó por su encarnizamiento en la represión de Asturias. Más reclusos de marca: el diputado cedista por Guadalajara, cogido prisionero en el cuartel, Arizcun Moreno; el ex comisario general de Policía Mariano Molina, hombre de maneras suaves, que le valieron el mote de “Sor Teresa”, y que fué uno de los instrumentos de Arlegui y Milans del Bosch en los asesinatos de sindicalistas barceloneses; el ex subsecretario de la Presidencia del Gabinete Portela, Miguel Cámara Cendoya, alto empleado de la Telefónica, ex diputado por Alicante, concejal de Madrid y antiguo secretario político de Lerroux; el ex director general de Seguridad Valdivia, más popularizado por su intervención en el negocio del “Straperlo” que por sus dotes policiacas... Gumersindo de la Gándara, uno de los capitales de Asalto que firmaron el acta acusando al Gobierno Azaña de los sucesos de Casas Viejas, y delegado gubernativo en Guipúzcoa durante la época dictatorial, en la cual perpetró las mayores atrocidades y llevó su despotismo megalómano hasta hacerse instalar en el coro de una iglesia una especie de trono para oír misa.


LA VIDA EN COMUN
Por las características del edificio y por la disposición de sus habitantes, los presos de San Antón no están sometidos al régimen celular. Están alojados en lo que eran aulas, comedores y pasillos. Los dormitorios apenas pueden utilizarse, porque están compuestos por cabinas de difícil vigilancia. Los reclusos hacen, por lo tanto, vida en común. Los que tienen cama –muchos duermen sobre jergones, en elsuelo- están sentados sobre ella y charlan o reflexionan. En los patios suelen hacer colchones con crin, descuidan su aseo y se muestran desesperanzados. Pero no dan guerra. Y si quisieran darla, no se les consentiría.


HACIA LA VICTORIA
REVOLUCION CONSTRUCTIVA

Decíamos en nuestro artículo anterior que para ganar la batalla hacía falta dinero, elementos y organización, y hoy decimos, ante la agonía del enemigo fascista y criminal, que desde este mismo momento la clase obrera, que es dueña de toda España, que es la que siempre ha producido todo lo que la vida necesita para subsistir, debe empezar a organizarse técnicamente, inteligentemente, para que todos los medios de producción y cambio sean manejados y dirigidos por los auténticos trabajadores hasta llegar a la implantación del socialismo integral.

En estas horas dramáticas de la historia de España, hemos visto todos la enorme capacidad constructiva y de organización que atesora nuestra clase obrera. Cuando estalló el golpe criminal fascista, casi nada teníamos previsto, y en pocos días nuestras heroicas milicias han organizado casi todo el plan de combate, desde el armamento hasta el suministro de sanidad y aprovisionamiento; y por qué no decirlo, sin esas milicias obreras, que es ya el ejército auténtico del pueblo, porque es sangre de su sangre, a estas horas el fascismo criminal mandaría cruelmente en toda España. Quiero hacer honor a los militares profesionales, Carabineros, Asalto y Guardia civil leales su aporte también en este triunfo.

Con ese mismo espíritu organizador y constructivo sabrá también nuestra clase obrera dirigir fábricas, talleres, bancos, oficinas y toda la economía española. ¿Qué razón hay para que así no sea si lo ha demostrado prácticamente?

Todo el mundo civilizado está asombrado de esta gesta heroica. No hay más que leer los periódicos y cables que llegan del extranjero y de todos los gobiernos de las naciones civilizadas. El pueblo obrero español ha salvado a España, a la civilización y además con sus sacrificios, con su sangre, ha salvado también a todos los pueblos de la tierra de la barbarie fascista, que quiere provocar una guerra mundial catastrófica.

La clase privilegiada española, salvo honrosas excepciones, tiene una mentalidad troglodita y feudal, cree todavía que deben existir amos y siervos, y a pesar de la enorme protección arancelaria, a pesar de sus monopolios amparados desde el Gobierno, a expensas del presupuesto nacional, a expensas también de la opresión que han ejercido siempre contra el trabajador, pagando los salarios más bajos del mundo civilizado, no han podido competir fuera de España con sus productos, pues ocupamos en el mundo civilizado el último lugar como país exportador y productor.

Han fracasado totalmente como directores de la economía española, tanto agraria como industrial, y como de esta revolución profunda va a salir una España nueva tanto en el orden material como espiritual, la clase obrera tiene que dirigir los destinos todos de España. Es lo único que quedará sano: el pueblo trabajador, llámese obrero manual o intelectual; todo el que trabaja y no esclaviza al prójimo.

Formemos cuadros técnicos en fábricas, talleres y oficinas; vayamos especializándonos con orden, disciplina, inteligencia; que cada Casa del Pueblo, cada sindicato obrero sea una escuela práctica que atienda rigurosamente las órdenes de los dirigentes, que serán los más capacitadso. Esta revolución que ahora empieza es constructiva sobre los escombros, sobre las ruinas de la España feudla, de la España negra ,fascista y criminal.

¡Adelante camaradas! ¡A la conquista de la España nueva!

OTRO ESPONTANEO

Bilbao.


OBSERVATORIO DE IGUELDO

Situación atmosférica.-Una depresión situada en Islandia se une con otra que cubre el norte de italia por un collado de presiones bajas que pasa por Inglaterra, Francia y Austria. La presión es alta en Suecia, y el anticiclón de Azors se extiende hasta el Cantábrico. En Guipúzcoa ha habido algunos aguaceros, y la marea está ligeramente agitada.

Tiempo probable durante la tarde de hoy la mañana del 13 en Guipúzcoa: Viento del cuarto cuadrante flojo a moderado.Cielo nuboso y algún aguacero, tendiendo a mejorar.

Calas a 100 millas: Viento flojo a moderado del cuarto cuadrante. Marejadilla.
Calas de La Chapelle: Idem.
Calas del Grand Sole: Idem.
Calas de Estaca de Vares: idem.


SE RUEGA

A la persona que encontró en el Hotel María Cristina, piso segundo, todos los objetos allí existentes, los entregue en Vergara, 12, Hotel Vasco, donde se guardará la más absoluta reserva, y se gratificará espléndidamente por ser recuerdo de familia.



2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net